“Misión no imposible”

El cimbronazo que sufrió Gimnasia ante Rosario Central ya pasó. Se supone que con el regreso de los que estuvieron ausentes – medio equipo titular- la cosa tiene que mejorar.

El objetivo es Deportivo Merlo que viene de perder ante Defensa y Justicia 2 a 0, sin embargo el promedio lo hostiga y entonces Gimnasia de Jujuy es un rival propicio para sumar y ver qué pasa en lo poco que resta para el final del torneo.

Uno confía en que con los regresos de expulsados y suspendidos, Gimnasia engrosará su potencial y terminará con este ruego que es alcanzar los 50 puntos y distenderse por fin.

El encuentro se jugará, con todo respeto, en el reducto de “metegol” del conjunto que lleva el apodo del glorioso “charro” Moreno. Sin embargo no habrá que confiarse, ya que el conjunto local conoce las dimensiones de su cancha, la manera de afrontar los encuentros y de poner en aprietos a su rival.

De todos modos, Gimnasia ya conoce lo que es jugar en esa cancha y deberá estar listo para un encuentro apretado, siempre difícil, comprometido. No esperen un partido lindo. Por el contrario, recuerden aquellas viejas batallas por los regionales o el Torneo del Interior, en donde había que poner y meter.

Por más que siempre decimos los periodistas: “es al vicio analizar un encuentro de futbol, por que no somos adivinos”. Pero sí presumimos en función de una cancha que conocemos, de un rival en la situación en la que está, y el contexto en que se jugará el partido.

Sin dudas, como decía el “cholo” Simeone, “habrá que ir con el cuchillo entre los dientes”. Lo cierto es que el hecho de que vuelvan los jugadores que daban un poco más de confianza, es algo auspicioso. Con Paez, Mosquera, Urresti, Solís, Fileppi, adelante con Abraham e Ibañez, la cuestión cambia notoriamente, con el respeto que merecen aquellos que  jugaron el domingo y que hicieron lo que pudieron.

El 4-4-2 que preparó Mario Gómez, sería con Hoyos en el arco; Barrios, Paéz, Mosquera, Sanabria, ; Urresti, Guzmán, Solís, Fileppi; Abraham e Ibañez y promete lucha y entrega.

Deportivo Merlo viene después de una derrota ante Defensa y Justicia 2 a 0 y saldrá con la obligación y el compromiso sobre sus espaldas.

Para colmo, las internas entre los hinchas ponen mas denso el ambiente (de ahí que los directivos solicitaron que se juegue sin publico visitante, para evitar que estos se involucren en alguna pelea), de modo que el obligado será Deportivo Merlo, y Gimnasia deberá ser inteligente para manejar el trámite.

En resumen, la misión de alcanzar los cincuenta puntos no es tan descabellada, mientras Merlo por estas horas debe estar más preocupado que su rival. Es cierto. Es una final, un duelo, que ganará el que esté mas lúcido y haga mejor las cosas.

Dejá tu comentario