Travesía Cultural |

MICRODOSIS

image.png

Resulta que vos necesitás un papel de un antiguo lugar de trabajo para un trámite y para eso vas a tu antiguo lugar de trabajo y te explican que tenés "que cumplir con los requisitos de pedir la documentación" pero no lográs averiguar cuáles son los requisitos para pedir la documentación para conseguir el papel que tenés que presentar para el trámite. Entonces te acordás que una amiga tuya trabajó hace años en el ministerio y le mandás un mensaje para ver si ella conoce a alguien que sepa. Ella conoce y te da el dato de un nombre en una de las tantas direcciones del ministerio. Ubicás el sitio y por teléfono te revelan con muchísima amabilidad que en otra repartición te van a ayudar. Llamás a la otra repartición y son muy gentiles y te pasan con el Dr. X que te da la data de otro lugar con una dirección imprecisa pero que podésgooglear y entonces, después de llamar a los tres números que figuran en la página, en el tercero te responden y te anuncian quién es la persona que el martes en la mañana te va a decir cuáles son los requisitos para pedir la documentación que necesitás para obtener el papel para hacer el trámite.

El martes en la mañana, la señora que te atiende, te informa que tenés que hablar con otra persona que te dice que vayas a un lugar al que llegás gracias al GPS después de varias vueltas laberínticas por calles de tierra.

El edificio ministerial es grande y de la oficina de abajo te mandan a una de arriba, de ahí a otra y de esa a otra más en la que una muchacha amorosa y muy ocupada te anticipa que no va a poder atenderte porque son los de otra sección quienes se encargan de esos asuntos y que ese trámite dura cerca de cuatro meses y vos solo los estás pidiendo con tres semanas de anticipación.

Vas a la ventanilla señalada y te dicen gentilmente que ahí solo atienden los jueves y como hoy es martes, tenés que ir a otra oficina que es una de las primeras que visitaste.

Ahí te exponen que no se sabe, que quizás, pero que es más seguro que no; de todos modos, para que no pierdas las esperanzas y no te rindas, te dan el celular de una persona que se apiada y que quizás logre ayudarte, aunque no tenés que hacerte ilusiones porque hay, sobre el escritorio, expedientes de hace seis meses que esperan llegar a alguna parte en donde una ministra que estará tapada de papeles sin poder hacer nada importante, deberá firmar algún mes de algún año, cuando Jujuy sea un páramo desértico sin gente, sin nada más que oficinas y papeles para firmar en la más absoluta soledad.

image.png

Dejá tu comentario