Miami ganó una final épica ante San Antonio y es bicampeón de la NBA

Los Spurs, con 18 puntos de Emanuel Ginóbili, perdieron la séptima final de la NBA (4-3), como visitante, por 95-88. Los Heat retuvieron el título de campeones. LeBron James anotó 37 puntos.

(TELAM) - Los parciales del partido jugado en el estadio American Airlines Arena de Miami fueron los siguientes: 18-16, 46-42, 72-71 y 95-88, todos favorables al local.

De esta manera, San Antonio perdió por primera vez una final de la NBA sobre cinco intentos y Ginóbili quedó con tres títulos personales (2003-05-07) en la mejor liga del mundo.

El zurdo escolta bahiense de los Spurs, que fue titular y jugó 35 minutos, convirtió 18 puntos con 4-7 en dobles, 2-5 en triples y 4-4 en libres, dio cinco asistencias, tomó tres rebotes, cometió cuatro pérdidas y tuvo la misma cantidad de faltas.

El jugador más valioso de la final, el alero de Miami LeBron James, fue la figura del partido con 37 puntos (12-23 en tiros de cancha), doce rebotes, cuatro asistencias y dos robos, mientras que el base-escolta Dwyane Wade contribuyó con 23 unidades y diez asistencias.

Otra de las figuras del bicampeón fue el alero suplente Shane Battier, quien anotó 18 puntos, con 6-8 en triples.
Por San Antonio, el goleador fue el pivote Tim Duncan con 24 y 12 rebotes y el alero Kawhi Leonard se destacó con 19 puntos y 16 recobres.

El comienzo del partido mostró a los dos equipos con poca eficacia en los lanzamientos. San Antonio se escapó 11 a 4 con un triple de Ginóbili, pero el número 20 de la franquicia texana, al promediar el periodo cometió su segunda falta personal y fue reemplazado.

Miami, con 2-8 en tiros de cancha, se mantenía cerca en el marcador (11-6) sólo por la impericia de los Spurs, muy acelerados en los contraataques, tras cada falla del local.

Gracias a un parcial de 8-0, con dos triples y un doble desde el banco (seis de Shane Battier y dos de Chris Andersen), Miami pasó al frente por primera vez en el partido sobre el final del parcial, que se terminó llevando con un bajo marcador de 18-16, con `Manu` en cancha, a pesar de las dos personales.

Battier comenzó el segundo cuarto con otro triple para estar perfecto en tres intentos desde esa vía, Wade comenzó a encontrar el ritmo en sus tiros y James, ausente hasta ese momento, logró seis puntos consecutivos para dejar a Miami 33-27 arriba.

Ginóbili consiguió su primer doble en el partido, con una de sus `históricas` penetraciones por el callejón izquierdo, y a pesar de sufrir en los rebotes y de la buena marca de Andersen sobre Duncan, San Antonio se mantenía cerca (37-34).

Con una pequeña `ráfaga` 8-0 los Spurs pasaron al frente por 42-40, aunque James (15 en la etapa) y Wade (14) llevaron al descanso largo a los de La Florida 46-44, con Leonard como valor importante con 10 de los 20 rebotes de los visitantes.

San Antonio fue en el primer período mucho más a la línea y con buenos porcentajes (14-15), frente a los únicos tres libres acertados por Miami en la misma cantidad de intentos, y pese a tener un 35 por ciento en tiros de campo, la desventaja por dos unidades no parecía un "mal negocio" para los de Gregg Popovich.

Danny Green y Gary Neal, figuras en algún pasaje de esta emocionante serie, sumaron entre los dos un magro 1-10 en tiros de campo, dejando a Duncan (13), Parker (10) y Ginóbili (7) como los goleadores de los Spurs en la primera mitad.

Después del entretiempo, Leonard, muy activo en todos los rubros (11 puntos y 11 rebotes hasta ese momento), mantuvo a los Spurs en partido y cuando se jugaba el primer tercio del parcial, Miami ganaba 54-52.

James empezó a acertar los triples (5-7) para llegar a los 26 puntos, demasiado libre en la marca, pero un tremendo Leonard y Duncan, con jugadas preparadas para su categoría debajo del aro, llevaron a los Spurs al frente por 65-64, a falta de dos minutos.

`Manu` apareció con dos libres y otra bandeja, pero con los triples de Battier (4-4) y uno sobre la chicharra de Mario Chalmers, Miami entró al último cuarto con ventaja mínima (72-71).

Con Battier intratable con los triples, con su quinto intento convertido, buenos rebotes en el ataque, una defensa asfixiante y James confiado en su tiro externo, Miami estiró a 6 la ventaja (83-77), mientras Ginóbili cometía dos pérdidas seguidas.

Dos de las figuras del juego, Battier por Miami y Leonard, en el perdedor, anotaron triples para dejar al dueño de casa 90-88 al frente, con un minuto y medio por jugar. Así, Duncan desperdició una bandeja para empatar el marcador a falta de 40 segundos.

James, el mejor jugador del planeta, con el equipo a sus hombros, se hizo cargo del ataque luego del tiempo solicitado y selló con un doble el 92-88.

Una nueva pérdida de Ginóbili y dos libres convertidos por James definieron la serie, que San Antonio estuvo a punto de llevarse en el juego anterior, en un final dramático en tiempo suplementario.

San Antonio peleó como un gran campeón la final contra un equipo superior en plantel y que no se equivocó en los momentos decisivos, para llevarse otra vez el título, el tercero de su historia (2006 había sido el primero).



Miami Heat (95): Mario Chalmers 14, Dwyane Wade 23, LeBron James 37, Mike Miller 0, Chris Bosh 0 (fi) Ray Allen 0, Shane Battier 18, Chris Andersen 3, Udonis Haslem 0. Dt: Erik Spoelstra.

San Antonio Spurs (88): Tony Parker 10, Emanuel Ginóbili 18, Danny Green 5, Kawhi Leonard 19, Tim Duncan 24 (fi), Boris Diaw 5, Gary Neal 5, Tiago Splitter 2, Cory Joshep 0. Dt: Gregg Popovich.

Parciales: Miami 18 - San Antonio 16, 46-42, 72-71 y 95-88.

Arbitros: Dan Crawford, Scott Foster y Monty McCutchen.

Estadio: American Airlines Arena (Miami).
Serie: Miami 4-3.

Espectadores: 19.900.

Dejá tu comentario