Jujuy |

Maleza y alimañas: niño carmense mata una víbora que ingresó en su casa

Conforme avanza la temporada estival el miedo de los vecinos del barrio Jorge Cafrune (El Carmen) se hace más palpable. La maleza crece descontrolada desde hace casi dos meses y las alimañas proliferan peligrosamente cerca de las casas.

  • Las tareas de desmalezamiento no han llegado al barrio Cafrune en lo que va del año.
  • Pastos crecen sin control escondiendo todo tipo de animales e insectos.
  • Víboras y alacranes fueron encontrados en una vivienda rodeada por baldíos abandonados.

El año pasado el Ministerio de Salud jujeño confirmó aproximadamente 400 casos positivos de dengue, un número alarmante para la provincia y que debe funcionar como punto de partida para reforzar las tareas preventivas durante 2020.

No obstante los vecinos del barrio Jorge Cafrune, humilde barrio de tan solo 4 cuadras y pocos habitantes permanentes, se sienten intimidados por el irrefrenable crecimiento de los yuyos en baldíos cercanos.

image.png

En diálogo con Radio 2 el referente vecinal Eduardo Bravo describió una tensa situación vivida en su domicilio días atrás con el ingreso de una víbora.

Estamos llenos de maleza, nos quedamos esperando hasta último momento para que vengan a despejar desde la municipalidad pero desde diciembre nadie se ha acercado. La semana pasada yo no estaba en casa y mi hijo con tan solo diez años tuvo que matar a una víbora. Empezamos a cortar algunos yuyos pero no nos podemos meter en todos los baldíos Estamos llenos de maleza, nos quedamos esperando hasta último momento para que vengan a despejar desde la municipalidad pero desde diciembre nadie se ha acercado. La semana pasada yo no estaba en casa y mi hijo con tan solo diez años tuvo que matar a una víbora. Empezamos a cortar algunos yuyos pero no nos podemos meter en todos los baldíos

image.png

Las imágenes hablan por sí solas, con pastizales que superan los dos metros de altura y tapan incluso el cordón cuneta. Ratas, mosquitos, zancudos y alacranes también son habituales visitantes del sector.

“Hay dos casos de dengue en observación por estas horas. Si bien podemos tomar previsiones adentro del domicilio por fuera no podemos hacer nada. Necesitamos una solución. Presentamos notas al municipio y nos terminan pidiendo que averigüemos quienes son los dueños de los baldíos” agrega Bravo.

Dejá tu comentario