La respuesta de Miss Islandia a los que le pidieron que comiera menos

A esta islandesa los miembros de la organización del concurso de belleza en el que participaba le dijeron que si quería llegar a la final, tenía que comer menos. Y ella abandonó.

Un concurso de belleza ha vuelto a levantar polémica. En este caso, se trata de Miss Grand International, certamen que tiene lugar en Las Vegas, ciudad a la que viajaron mujeres de todo el mundo para competir por una corona que las alzara como reinas de la belleza.

La polémica se ha desatado cuando una de las concursantes, la representante islandesa, ha decidido abandonar. Arna Ýr Jónsdóttir ha contado a través de su cuenta de Instagram que para poder pasar a las fases finales del concurso miembros del equipo le pidieron que comiera menos para estar más delgada. 

 

El señor Nawat al que se refiere la islandesa es Nawat Itsagrisil, un presentador, director y productor tailandés que lleva años produciendo concursos de belleza tanto en su país como fuera de él. Ya conocemos precedentes al estilo de Nawat: sin ir más lejos, Trump llamó “miss Piggy” a Alicia Machado, una de las ganadoras de Miss Universo, concurso que él dirigía.

Al parecer, según cuenta Jónsdóttir, el mensaje que le llegó por parte del equipo de Nawat fue “Deja de desayunar, come solo ensalada a mediodía y bebe agua por la noche hasta que se celebre el concurso”, a lo que la concursante se negó. También ha publicado un vídeo en su Instagram comentando su decisión:

 

Estas declaraciones y lo que ha ocurrido abren de nuevo el debate sobre los concursos de belleza. Por supuesto que es condenable pedir a participantes que contravengan su propia salud para cumplir con unos cánones de belleza. Sin embargo, ¿no contribuye la propia existencia de concursos de belleza a negarles a las mujeres (y a los hombres) la idea de sentirse bellos tal y como son, sino solo cumpliendo ciertos estándares? No sabemos que opinará la concursante a este respecto.

Lo que sí sabemos es que esta misma semana sus compatriotas han salido a la calle para manifestarse en contra de la brecha salarial entre hombres y mujeres en Islandia. Las islandesas van marcando el paso.

Fuente: revistavanityfair.

Dejá tu comentario