Tecnología |

Información útil sobre las redes privadas virtuales (VPN)

Hay un concepto que se repite cada vez más entre los miembros de la comunidad de cibernautas, es el de VPN o Red Privada Virtual.

Para aquel que todavía no sepa qué es este dispositivo, decir que se trata del que se utiliza para lograr una transmisión de datos personales y privados de forma completamente anónima y segura, haciendo uso de las redes públicas.

Su funcionamiento es muy sencillo. Con su uso las direcciones IP de los usuarios quedarán ocultas, además los datos se cifran para que nadie pueda abrirlos, a no ser que se esté directamente autorizado.

Estas son las tres funciones principales que debe poseer toda VPN.

La privacidad

Todo usuario de internet, al utilizar su IP para navegar, corre el riesgo de que terceros accedan a sus datos personales, ya sean contraseñas o el historial de navegación para venderlos a terceros, vulnerando la intimidad personal. No obstante, el peor de los casos se da cuando se accede a la información de tarjetas de crédito o a la de la cuenta bancaria. Con una red privada virtual como VPNpro se utilizan avanzados sistemas de cifrado para proteger la privacidad de toda esa información considerada como confidencial, especialmente las más fáciles de robar, como son las que navegan cuando la conexión se realiza con las redes públicas de WiFI.

El anonimato

Del mismo modo, la dirección IP contiene datos que señalan la actividad que se ha realizado durante la navegación, así como la ubicación del usuario. Son las cookies y otro tipo de tecnología las que se encargan de rastrear esta información con las que las plataformas podrán identificar al navegante cada vez que acceda a una determinada web. Con el uso de una conexión VPN, esto no será posible, ya que la dirección IP quedará totalmente oculta a terceros.

La seguridad

El medio utilizado para proteger la conexión a la gran red global de accesos no permitidos o autorizados por la VPN es la criptografía. Se trata de un sistema que también puede funcionar como mecanismo de cierre cuando terminan los programas preseleccionados y forman parte de alguna actividad sospechosa en línea. Con esta función se reduce notablemente la posibilidad de que algunos datos puedan verse comprometidos. Por otro lado, las empresas estarán en disposición de ofrecer el acceso a distancia a clientes, proveedores o empleados que estén autorizados por medio de las redes empresariales.

El funcionamiento de una VPN

Una vez que se entiende la utilidad de usar una VPN, acceso público a internet de forma segura, mantener la privacidad en el historial de navegación, permitir el acceso de streaming en cualquier lugar del mundo o para proteger la identidad personal, cabe preguntarse cómo consigue hacer realidad todas estas funciones.

En este sentido, hay que explicar que este tipo de conexión lo único que provoca es un redireccionamiento de los paquetes de datos de un ordenador a otro servidor en remoto antes de que estos lleguen a su destino. Esto se consigue gracias al llamado protocolo de túnel, que se basa en la creación de un túnel de datos completamente seguro entre la máquina local y otro servidor VPN, ubicado en cualquier otro país. Cuando se conecta este VPN, se convertirá en el origen de los datos enviados en lugar del ordenador particular.

Por otra parte, hay que hacer referencia a los protocolos VPN, como es el IPSec que codificará los datos antes de enviarlos por el mencionado túnel. Con este conjunto de protocolos se protegerá la comunicación mediante el cifrado y la autentificación de los paquetes IP.

Dejá tu comentario