Homenaje Mundial '78: “Gracias Flaco, gracias Daniel…”

El “Flaco” Menotti fue como Cristóbal Colón, abriendo los horizontes de nuestro fútbol del interior. Mientras el “Rana” Valencia una “alhaja” que este bendito país futbolero supo dar.

Nunca terminaremos de agradecerte Flaco, vos que conservás aún el paladar fino a pesar de los tantos cigarrillos consumidos. ¡Sí! a vos “Flaco” Menotti, catador del talento en cada maniobra que parecía un sainete, una ficción que no tenía “replay”.

El fútbol te debe mucho, para nosotros casi mucho, por que tu ojo de lince miró mas allá de Buenos Aires, sabiendo que detrás las fronteras imaginarias de los llanos y las pampas, ¡hasta de los suelos mas agrestes del norte, había algún arlequín fabulando jugadas de fantasía, o algún príncipe haciéndole un cortejo a la pelota!

Así como eras un cachafaz flaco, para contestarle con la camiseta de Boca a un compañero, (en donde te exigen poner todo), cuando te decían ¡corré más flaco! Y vos le contestaste: ¡Ah, lo único que faltaba, que para jugar yo al futbol tenga que correr!

Las noches del humo del cigarrillo en Rosario, Buenos Aires, o en cualquier lugar del mundo, fueron como los sueños de aquellos gnomos que imaginabas mirando detrás del vidrio jugando verdaderamente al fútbol que a vos te gustaba.

Pensar que ni un monumento tenés en tu homenaje, en algún rincón del mas allá de Buenos Aires, por que vos fuiste el que revolucionaste nuestro futbol, con tu selección del Interior, tu selección fantasma…

Por que así  Argentina fue la Selección de todos, si te llevaste al “Chochi” Varela, arquero salteño pero jujeño de alma, al “Pulga” Alderete, y al “Rana” Valencia quién se dio el gusto de salir campeón en ese imborrable mundial ‘78.

Cómo no ibas a llevarte a ese menudo, pero príncipe valiente que te deslumbró, sentado en las plateas todavía de tablas, en donde mirabas cuando el “Rana” Valencia le amagó, desparramándolo por el suelo al arquero Santoro de Independiente en aquel partido cuadrangular, en el que también estaba Huracán.

Fue casi una burla al gran “Pepe” Santoro, pero en verdad, fue una obra de arte, cuando Valencia se la “cuchareó” ante la desesperación de Santoro. Me acuerdo Flaco –que con el cigarrillo en la boca– aplaudiste como si hubiese cantado Caruso o bailado Rudolf Nureyev.

Por eso “El Rana”, como tantos provincianos, cumplieron el sueño de ponerse la camiseta celeste y blanca Argentina. Por eso Argentina, tuvo al santiagueño Galván haciéndole el “aguante” al gigantesco Pasarella, el cordobés Ardiles acompañaba al rosarino Gallego, mientras el ídolo de Bell Ville (Córdoba) Mario Alberto Kempes arrasaba con todos, mientras adelante el santafesino Luque (que jugó en Gimnasia de Jujuy, traído por el querido “Peca” Ayala, un jujeño que jugó con Marcial Acosta en Unión de Santa Fe), mientras picaba por izquierda Ortiz, el negro de Chacabuco.

Definitivamente Argentina fue en ‘78 , la selección de todos. Con José Daniel Valencia, todos los jujeños jugamos aquel mundial. El televisor fue el estadio Monumental dentro de nuestras casas.

¡Cómo nos hubiese gustado que tu viejo o tu amigo “Cianuro” La Argentier!, aunque estamos seguros , que desde el cielo estaban orgullosos de vos. Los muchachos del Parque San Martín y el Padre Marcelo Gottig –en vida- sacaban pecho, por ese “Pajarillo” que nació en el viejo Estadio La Tablada y que voló por todos lados.

“Rana”, ya no sé que mas decirte, por que los adjetivos se me fueron en estas hojas anecdóticas, por que tuviste los cojones de patear un penal ante Juventud Antoniana, siendo apenas un muchacho, cuando varios “arrugaron “ en la tarde gloriosa del ‘73 en el se que consagró “Carucha” Lugano.

Tu paso por Talleres fue tan fuerte que te llegaron a comparar con Daniel Willintong, otro prócer de “ Taiiieres “ de la “Boutique”. Daniel, ¡qué maestro! ¡Si habrás cerrado los boliches de Córdoba y Carlos Paz, para enfiestarte! Perdón por la infidencia, pero vos fuiste el talento y la “atorranteada” como todo “Crack” que haya escrito alguna página del futbol argentino.

Lo que hiciste vos y el “Flaco” Menotti, nos llena de orgullo. El “Flaco” fue como Cristóbal Colón, abriendo los horizontes de nuestro futbol del interior. Mientras el “Rana” Valencia una “alhaja” que este bendito país futbolero supo dar.

Por eso, verlos juntos en esta foto, es ver a un prohombre de la historia del futbol argentino, y al “Rana” Valencia, un jujeño, acuñado en las mas bellas leyendas de los potreros de Jujuy.

Por eso, gracias Flaco por darle la fortuna a un “changuito” norteño de tocar la cúspide del mundo. Y a vos Daniel por tanta insolencia, puesta al “metejón” por una pelota de futbol, que andará como un satélite, en la órbita del futbol mundial.

Dejá tu comentario