Nacionales | Empresas | Sector privado |

Advierten que las medidas del Banco Central son otra mala señal para las empresas

Entre todas las restricciones para evitar la perdida de reservas, el Banco Central solo garantiza 40% de los dólares adeudados al exterior por las empresas y las obliga a refinanciar el resto.

  • El Banco Central solo les venderá a las compañías los dólares equivalentes al 40% de la deuda a cancelar.
  • "Hoy el BCRA obligó a defaultear a todas la empresas con crédito en dólares", sostuvo el economista Fausto Spotorno.

La decisión del Banco Central de garantizar solo 40% de los dólares adeudados al exterior por las empresas, y obligarlas a refinanciar el resto, llevará a esas compañías al default, advirtió el economista Fausto Spotorno.

Entre todas las medidas que tomó el BCRA para evitar más perdidas de reservas, como que en compras de dólar ahorro y pagos con tarjetas de crédito realizados en el exterior se aplicará una retención del impuesto a las Ganancias del 35% y que los montos gastados se deducirán del cupo de u$s 200 mensuales, también hay algunas particulares para las empresas que generaron polémica.

"Hoy el BCRA obligó a defaultear a todas la empresas con crédito en dólares", sostuvo el economista Fausto Spotorno. Además, advirtió que las nuevas restricciones para comprar u$s 200 mensuales "van a impactar al paralelo, sin ninguna duda".

"Cómo se estimula el mercado de capitales forzando la reestructuración de la deuda privada", se preguntó el economista.

Es que el BCRA dispuso que las empresas podrán acceder "solo al 40% de las necesidades de dólares para hacer frente a las deudas financieras y el resto deberán renegociarlo".

Se trata de una medida aplicada con el objetivo de "favorecer el desarrollo del mercado de capitales local", indicó la autoridad monetaria.

El BCRA estableció los lineamientos bajo los cuales las empresas del sector privado "podrán iniciar un proceso de renegociación de sus respectivos pasivos externos, que permita acomodar su perfil de vencimientos a las pautas requeridas para el normal funcionamiento del mercado de cambios".

Bajo este nuevo marco, el BCRA dijo que "se invita a las empresas del sector privado a mantener el proceso de desendeudamiento en moneda extranjera en curso, a un ritmo que resulte compatible con las necesidades de divisas de la economía y la estabilidad cambiaria".

El marco establecido se enfoca sobre las empresas con vencimientos mensuales superiores a 1 millón de dólares, incorporará un período de gracia para el trámite de las renegociaciones con los acreedores y considerará la posibilidad de la cancelación de hasta 40% de los vencimientos de capital, en línea con lo realizado por las principales empresas del sector privado.

Esteban Domecq, director de Invecq, indicó que el equipo económico confiaba en que la brecha cambiaria se reduciría cuando mejore la confianza producto de la reestructuración de la deuda. "Eso no sucedió y, para peor, el drenaje de reservas se fue profundizando y en el año acumula una pérdida de US$6000 millones de activos netos", comentó.

"Sin consistencia macroeconómico, convergencia fiscal, programa financiero y monetario que resuelva el desequilibrio macroeconómico, estos mayores controles cambiarios se pagan con más brecha. La señal es negativa por tres motivos: no corrige el desequilibrio macroeconómico, con lo cual la presión seguirá en aumento; el mercado cambiario sigue con el desdoblamiento múltiple con brecha cambiaria haciéndose cargo del desorden, por ende, nadie sabe cuánto vale el dólar en la Argentina, y el mercado de cambios seguirá distorsionado y eso trae efectos negativos sobre el comercio exterior", agregó.

FUENTE: Perfil.

Dejá tu comentario