Nacionales |

Emmanuel tiene parálisis cerebral y empezó tres carreras en la universidad

A pesar de los impedimentos, el joven de 25 años superó todas las barreras se recibió y continúa estudiando.

  • La historia de Emmanuel es conmovedora, padece parálisis cerebral y se recibió a las 25 años de licenciado en Administración de Empresas.
  • En la actualidad estudia una tecnicatura y un profesorado en Economía.
  • El joven desea trabajar para independizarse económicamente.

En diciembre del año pasado Manu se recibió de Licenciado en Administración de Empresas en la Universidad Nacional de la Patagonia, llevaba un cartel y los transeúntes tocaban bocina para celebrar a aquel joven feliz.

Lo que muchos no conocen es la historia detrás de Emmanuel, quién desde los 25 años lucha con una parálisis cerebral. Contenido por su familia, este padecimiento nunca impidió alcanzar sus metas. Hoy, tras haberse recibido, comenzará otra carrera mientras aspira a conseguir un trabajo que le permita alcanzar la estabilidad económica.

"Tengo una parálisis cerebral, cuadriparesia, soy distónico y atetósico, tengo afectada toda la parte motriz, no puedo hacer ningún movimiento fino, como escribir, ni comer solo. También tengo dislexia y dispraxia, pero entiendo todo, soy inteligente". Su parálisis cerebral se remonta al parto, sin embargo Manu recuerda con alegría su paso por el jardín, al que llegaba con un andador.

Además de la carrera que concluyó, se encuentra cursando la Tecnicatura Universitaria en Gestión Organizacional y el Profesorado en Economía y Gestión de las Organizaciones. No descarta hacer una maestría pero antes que nada buscará una salida laboral.

Por fortuna, hace más de una década la facultad a la que asiste Manu implementó el Programa de Equiparación de Oportunidades para Personas con Discapacidad. A través del mismo se le brinda apoyo y asesoramiento a los docentes para poder garantizar el tránsito de personas con discapacidad por la Universidad.

“Cumplo todas las horas curriculares que corresponden, no tengo ningún tipo de adaptación en el programa, como reducción de contenidos, por ejemplo. Mis títulos tienen y tendrán el mismo valor que el de cualquier otro profesional. Lo que sí tengo son adaptaciones de acceso, que se acuerdan con el profesor de cátedra", nos cuenta Manu.

FUENTE: La Nación

Dejá tu comentario