Jujuy |

El padre Barrera a la espera de un "milagro" para que finalicen la ruta N°1

"Me da tristeza las promesas no cumplidas", dijo el religioso.

  • JujuyalMomento dialogó con el padre Barrera sobre el estado inconcluso de ruta N°1.
  • Montículos de tierra, rotura de asfalto, falla en los semáforos y malezas evidencian el abandono de la obra.

Continúan los problemas por el estado de las rutas de la provincia. En esta oportunidad, JujuyalMomento dialogó con el padre Héctor Barrera sobre la situación que atraviesan los vecinos de la zona, sobre todo la comunidad religiosa cuyo santuario se encuentra en proximidades a la ruta N°1 de Palpalá.

“No quiero que me preguntes porque me da tristeza el hecho de las promesas no cumplidas. Sabemos y comprendemos que estamos en un tiempo de transición ahora”, expresó el padre en relación con la obra pública que comenzó en el año 2013 y a la fecha no se encuentra finalizada.

Cabe recordar que el pasado mes de octubre, el gobernador de la provincia, Gerardo Morales respondió al petitorio del cura y justificó el atraso de la obra. El funcionario explicó que la demora se produjo por inconvenientes con la empresa constructora.

Está en manos de Nación, se paró la Ruta N°1 porque la empresa que no quiero mencionar quería cobrar a precios históricos 8 millones de certificados de obras que no íbamos a firmar porque no se constataban los trabajos que cobraban en esos trabajos”, indicó Morales.

“Así que padrecito Barrera usted que me agarra en las misas y me sacude, como tiene que ser, le digo para que informe en la próxima homilía”, insistió el mandatario provincial.

Además de estar inconclusa, vecinos también denunciaron la falta de desmalezamiento, el mal funcionamiento de los semáforos y montículos de tierra en rotonda. Respecto a este último punto, el religioso agregó que las lluvias y los pastizales atraen víboras y otras alimañas. A lo que se suman los cortes de luz. “Falta tan poquito, esa es la gran pena, la gran tristeza”, añadió Barrera.

Pero la mayor preocupación del padre es que el santuario se encuentra abierto todo el día.“Realmente nos da tristeza, rezamos para que finalmente puedan terminar. Cada vez más se va hundiendo la entrada al santuario, el agua y los insectos que tenemos y traen todas estas epidemias”, agregó.

En ese sentido, se refirió a la importancia de concluir con las obras ya que este 2020 se celebra el año Mariano por los 100 años de la coronación pontificia de la Virgen. Por eso es importante que “nos ayuden a embellecer” la zona, enfatizó el religioso. Finalmente instó a que en octubre la celebración pueda darse con mayor seguridad y más compromiso.

A estas falencias en la ruta N°1 de Palpalá se suman la ruta 53 de Perico y la 43 de Monterrico.

Dejá tu comentario