El emotivo regreso de Pinky a la televisión

Tras 18 años de estar alejada de la pantalla, Pinky regresó anoche a la Televisión Pública con  Memorias Desordenadas , ciclo que se emite los sábados y que tiene a la legendaria conductora como protagonista.

En esta vuelta televisiva para una de las caras más emblemáticas de la conducción nacionalLidia Elsa Satragno demostró que su naturalidad, elegancia, sentido del humor e ironía no han sucumbido al paso del tiempo.

Secundada por su sobrina, Kari Araujo, la icónica locutora, que en noviembre cumplirá 84 años, respondió a las preguntas que le hicieron hábil y elocuente, aunque por momentos fue dueña de algunos silencios. La noche reservó para ella varias sorpresas y momentos emotivos, principalmente en compañía del músico y actor Raúl Lavié, quien fue su compañero durante una década y padre de sus hijos, Gastón y Leonardo. Este último falleció a comienzos de este año.

El inicio del programa mostró a una Pinky emocionada que hablo de su vuelta a la televisión con las siguientes palabras: "No lo puedo creer". Elegante y con un outfit en blanco y negro -como los colores de la originaria televisión en la que inició su carrera-, la conductora dijo que por fin regresaba "al lugar al que quería llegar".

A través de tapes e imágenes de su extensa carrera, se vio a la protagonista en fragmentos de programas de décadas pasadas junto a figuras como Gerardo Sofovich, Tato Bores o Susana Giménez. "Señoras y señores, he aquí la televisión en color", pronunciaba una joven Pinky en el inolvidable video en el que anunciaba el gran salto a la nueva televisión. "Hiciste de todo. También visitaste a Mauricio [Macri] en la Casa Rosada. Andá a saber quién se habrá sentado ahí antes", comentó su sobrina, a lo que Pinky respondió veloz: "Y andá a saber quién se sentará después".

Tras presentarse "Meme", un títere que participa en pequeños sketches dentro del programa, la conductora recibió dos saludos muy especiales por parte de dos fanáticos que, al igual que ella, son de San Lorenzo. Marcelo Tinelli la saludó vía video y le envió de regalo una camiseta del club. "Querida Pinky, me emociona tu vuelta a la tele. Es hermoso. Sos maestra de todos nosotros, los que todavía seguimos aprendiendo en la televisión. Vos hiciste un camino de ida y vuelta. Cuando nosotros fuimos, vos ya fuiste y viniste tantas veces, que sos una genia. Te quería mandar un beso enorme y sé de tu amor 'cuervo' infinito, el mismo que tengo yo. Más allá de la inmensa admiración que te tengo, acá está la camiseta firmada por todos los jugadores del club y con mi firma, para que la tengas. Va todo nuestro amor también desde Showmath y desde todos los que hacemos televisión, la cual vos siempre llevaste a lo más alto", expresó el conductor.

A continuación, Rodolfo Terragno, embajador argentino en la Unesco y gran amigo de Pinky, también fanático del club, la sorprendió personalmente y juntos recordaron los comienzos profesionales de ambos, el momento en que se conocieron en una entrevista y los años de ella en la Televisión Pública. "¿Qué significa para vos este canal?", quiso saber su sobrina. "El comienzo de la vida", respondió ella. "¿Hace cuánto que no venías por acá?". insistió. "Ayer", ironizó la conductora.

En el estreno de este nuevo ciclo en el que Pinky seguirá sumando horas en pantalla, el gran invitado de la noche fue "El Negro" Lavié y, en este caso, también hubo lugar para rememorar recuerdos compartidos.

3108907w1033_4064.jpg

Al entrar al piso y dirigiéndose a Pinky, el cantante dijo: "Le voy a hacer una confidencia: desde la primera vez que la vi, en el viejo Canal 7, usted presentó a Lucho Gatica en un programa y yo estaba presente. Desde ese momento, comencé a seguirla por televisión y, por suerte, la pude alcanzar una vez, en el viejo canal 12 de Montevideo, donde me contrató con muy malas intenciones de su parte...", comenzó relatando el músico. "¿Mías?", preguntó ella exagerando el tono. "Sin lugar a dudas, a tal punto que llegó un momento en el que todo Uruguay estaba pendiente de lo que pasaba entre usted y yo. ¿O me equivoco?", remarcó él. Pero su excompañera pudo retrucarle irónica: "¿Nos conocimos nosotros?". Y rieron.

Lavié siguió: "Sí, nos conocimos antes", puntualizó y trajo a la memoria el día en que ella lo confundió con un secretario de Ricardo Mejía, ya que no lo conocía. Tras ver un viejo tape en el que Pinky le preguntaba cómo se enamoró de ella, él dijo: "Creo que, en esa época, todos los hombres jóvenes y no tan jóvenes estaban enamorados de vos".

Ambos rememoraron el inicio de su romance y sus primeras citas en el lugar de baile La curva de ensueño, de Montevideo. "Jugábamos un poco al misterio", apuntó el cantante, quien agradeció a la conductora que lo animara entonces a dar pasos en el terreno de la actuación.

Kari Araujo quiso saber si alguna vez contaron los motivos por los que se separaron, pero Lavié fue tajante: "No lo pensamos contar", dijo, y sonrieron cómplices. Más allá de la separación, vivieron juntos años intensos.

Por la casa compartida, pasaban artistas, y sobre ello habló Zeta Bossio, quien reveló que el primer videoclip de Soda Stereo se grabó en la casa de Pinky. "Cuando vino Leo -hijo de la pareja-, primer fan que aparecía con la remera hecha con el logo de nuestro primer disco, nos invitó a la casa y en esa casa hicimos la primera sesión de fotos de Soda y el video. Nos juntábamos ahí a pensar y a crear, y armábamos los looks, por ejemplo, para ver cómo nos podíamos presentar en público. Leo traía ropa de su viejo, como un viaje de aviador, que nos lo prestaba", contó el músico. En ese primer audiovisual de la banda, incluso, sale retratado Kabul, el perro de Pinky, a quien los artistas vestían con gafas y collares.

Hacia el final del programa, llegó "Meme" con preguntas de seguidores desde las redes, que se interesaron por lo que fue la intimidad de la pareja. "¿Enojada, la señora Pinky, era de lanzar objetos, ceniceros, por ejemplo?", apuntaron. A lo que Lavié respondió: "No, eso fue de otra figura emblemática de la televisión. Ella no arrojaba ceniceros, arrojaba frases, que muchas veces duelen más que un cenicero", espetó el artista con humor. "¿Alguna vez sintieron ganas de un revival amoroso?", continuaron las preguntas. "Laura -actual mujer de Lavié- no estaba todavía, pero una vez se lo propuse y me sacó corriendo", contó el actor, que despidió la noche dedicando a Pinky el tango "Gracias, Buenos Aires", cuya letra la nombra.

Lavié volvió a entonar esta canción al aire después de 25 años. Antes de eso, Gastón, hijo de la pareja, e Isidoro, nieto, tocaron por primera vez en la pantalla. Este homenaje alegró a la locutora: "Siempre me gusta escucharlos", apuntó.

Lavié se despidió con afectuosas palabras: "Estoy cantándole a alguien que fue una parte muy importante de mi vida y con la que formamos una hermosa familia. Ella siempre estuvo presente en toda mi vida, desde mi primer matrimonio hasta el último con Laura, siempre ha pertenecido y siempre ha estado muy cerca. Mis hijas la quieren y han formado una relación de hermandad con mis hijos. Me alegra que podamos estar juntos todos. ¿Cómo podemos olvidarnos de lo que hemos vivido juntos? Hay cosas muy profundas que nos unen. Y agradezco a Dios este momento y el poder compartir estas memorias desordenadas", subrayó emocionado y tomándola de la mano.

Fuente: La Nación

Dejá tu comentario