Día del futbolista y del dirigente deportivo

El destino caprichoso entrecruzó las fechas, como si quisieran reconciliar a los jugadores y a los dirigentes de futbol, quienes muchas veces aparecieron como separados cuando el dinero entró a tallar.

Antes, las cosas eran diferentes. Se ganaba menos, pero el futbolista se divertía y los dirigentes sólo pensaban en engrandecer las instituciones. El 14 de Mayo  es un a fecha que marca dos sucesos en la historia de nuestro balompié, para dejar sellado “El día del futbolista” y “El día del dirigente deportivo”.

Lo primero para citar, es que desde su nacimiento, fueron los ingleses quienes lo reglamentaron, en una separación de un juego – que en principio – se jugaba con las manos y con los pies, dando nacimiento al rugby y por otro lado al futbol.

Fueron ellos, “Los ingleses locos”, quienes trajeron en sus barcos al puerto de Buenos Aires, una pelota para jugar en sus tiempos de ocio; un entretenimiento al que llamaron futbol.

Precisamente la gente los llamaban “Los ingleses locos”, no sólo por ese esparcimiento extraño, sino fundamentalmente, porque aquellos personaje usaban pantalones cortos, lo cual era muy raro para la época.

Nuestros criollos se mezclaban en ese juego y así fueron aprendiendo los rudimentos de ese deporte. Luego el futbol se fue esparciendo por toda la Argentina gracias a los ferrocarriles.  Así pasaron los años, con la supremacía de los ingleses y el aprendizaje de nuestros jugadores.

La perseverancia de los argentinos, los iba a llevar al día en el que los alumnos, vencerían a los maestros del futbol. Fue precisamente el 14 de Mayo de 1953, en cancha de River, en donde con dos goles de Ernesto Grillo -el primero un golazo en maniobra personal- y otro de Rodolfo Michelli, Argentina vencería por primera vez a Inglaterra por 3 a 1. Ese día jugó la delantera completa de Independiente (Micheli, Cecconato, Lacasia , Grillo y Cruz )

Desde ese día se conmemora, “El día del futbolista”, por un hecho único para la época. El alumno había superado al maestro…

El futbol ya era parte de la cultura de nuestro pueblo y fue evolucionando hasta conseguir logros importantes, tanto a nivel clubes como a nivel seleccionado. Llegamos hasta ser, “La tierra de los campeones del mundo”.

Antes de tantos hechos futbolísticos de trascendencia, hubo no sólo inolvidables futbolistas  sino también grandes dirigentes. Entre tantos se destacó Don José Amalfitani. Un ejemplo de aquellos viejos conductores de los clubes, honestos, probos, al servicio, con vocación y amor a  las instituciones.

Una anécdota lo pinta de lleno, cuando se le cruzó un hincha de Velez y éste le recriminó: “¡Don Pepe! ¿Para cuándo un campeonato? José Amalfitani le contestó  ¡Y bueno, si querés,  hacete socio de Boca…! Además Don Pepe solía afirmar que el hincha de futbol era un b………, por que vivía sólo el domingo, pero en no sabía nada de lo que ocurría en la semana.

Sin embargo, con austeridad y paciencia, pensando más en engrandecer el club  y no gastar en contrataciones  costosas  en jugadores de futbol, le dio su primer titulo en el profesionalismo ganando el Torneo Nacional de 1968.

Don José Amalfitani murió el 14 de Mayo de 1969. Tenía 73 años  y la Asociación del Futbol Argentino declaró esa fecha en honor a su ejemplo, “Día del dirigente deportivo”. En él se reflejaba la imagen de todos aquellos dirigentes de otros tiempos, que erigieron sus estadios y amaron de verdad a sus clubes.

Dejá tu comentario