Jujuy |

Detenidos a punto de recuperar la libertad esperarían hasta febrero por el asueto

Un abogado se quejó de la falta de previsión en el Poder Judicial, que adhirió al asueto provincial dictado por el Ejecutivo imposibilitando la finalización de trámites en casos en los que el juez ya había resuelto otorgar ceses de detención o prisiones domiciliarias. Tras el receso comienza la feria judicial.

  • Abogado penalista expuso una situación insólita en la justicia penal.
  • Detenidos que habían obtenido prisión domiciliaria o ceses de detención podrían permanecer encerrados hasta febrero por cuestiones burocráticas.
  • El asueto provincial, dictado por el gobierno al que adhirió el poder judicial, impide la finalización de los trámites, aun cuando los jueces ya resolvieron.

La flexibilidad de la administración pública a la hora de ejercer ciertas tareas en ocasiones genera situaciones insólitas.

Una de ellas quedó expuesta en el Poder Judicial.

El gobierno de la provincia, a través del decreto 139/19 dictó asueto provincial para los días 23 y 30 de diciembre, permitiendo a los empleados un día más de descanso que conecta con la antesala de la navidad y la celebración de año nuevo.

El Poder Judicial, a través de la acordada 146/2019, adhirió a la normativa, otorgando el mismo beneficio. El argumento utilizado fue la necesidad de realizar viajes a otros distritos que manifiestan muchos de los funcionarios y empleados, en consecuencia se contempla la posibilidad de permitirles no trabajar en esos días.

El abogado penalista Marcelo Elías dijo estar de acuerdo con el contenido del decreto, aseguró comprender las razones, aunque hizo notar que hay situaciones que no se contemplaron.

En efecto, mencionó el caso de las personas privadas de su libertad que por su situación procesal en están en condiciones de obtener el cese de detención o bien la prisión domiciliaria.

En numerosos expedientes, según manifestó Elías, los detenidos cuentan con resolución de jueces que les otorgan la posibilidad de recuperar la libertad.

Sin embargo, los días de asueto reducen la posibilidad de que distintos organismos que tienen que viabilizar las decisiones de la justicia con tareas complementarias completen el trámite.

“Se perjudica al justiciable privado de su libertad cuando existe expectativa real de salir en libertad, cuando hay condiciones reales para obtenerla”, dijo Elías. “Se perjudica al justiciable privado de su libertad cuando existe expectativa real de salir en libertad, cuando hay condiciones reales para obtenerla”, dijo Elías.

La preocupación es mayor cuando se observa en perspectiva: tras el receso por las celebraciones de fin de año comienza la feria judicial que se extiende por todo enero.

Allí, un juez habilitado especialmente observa los casos particulares y resuelve.

“Es muy difícil que en un expediente que no conoce un juez de feria otorgue la libertad”, indicó Elías. “Es muy difícil que en un expediente que no conoce un juez de feria otorgue la libertad”, indicó Elías.

Así, un detenido que tenía expectativas de obtener su libertad en los últimos días de diciembre podría permanecer encarcelado hasta avanzado el mes de febrero.

“Esta situación nos coloca a los abogados de la calle sin respuesta frente al cliente, se dilata una privación de libertad cuando hay expectativa de recuperarla”, expresó Elías.

Dejá tu comentario