De la vergüenza a la polémica que se viene

Da bronca perder así, sobre la hora, con un penal por “agarrón”  de Páez a un rival, pero también nos preguntamos por tantos otros que vemos en el futbol argentino y que no se cobran.


Hasta dio la sensación de que el arbitro Giannini se dejó llevar por el griterío de la gente y la escena lo superó. Faltaban un par de minutos para el final y Gimnasia de Jujuy ya se relamía con un “puntito” que lo acercaba a los 50 que necesita para asegurar la permanencia en la categoría.

Se sabía que los jujeños se iban a encontrar con un clima hostil. Se notaba desde la platea, desde donde les arrojaban todo tipo de cosas a los jugadores del norte, y se veían las imágenes de siempre de los que estaban pegados al alambrado, arrojando escupitajos e insultos xenófobos como cada vez que el “lobo jujeño” se presenta en Buenos Aires.

Definitivamente el localismo y algunas sugestivas y sintomáticas cosas, ocurrieron en la Plata, en donde, se presentía, sólo debía haber un ganador. Por eso explotó el cuerpo técnico de Gimnasia, con Mario Gómez, un verdadero señor que no pudo soportar la bronca del momento, mientras el médico del plantel local agredía al futbolista Ibañez, gritándole la victoria en la cara.

Es que no sólo a Gimnasia de Jujuy lo despojaron de un empate, sino que lo diezmaron, dejándolo con 5 hombres menos, por tres expulsados en cancha, más dos por acumulación de cinco tarjetas amarilllas.  Tremendo problema para el cuerpo técnico que deberá sufrir para el armado del equipo, más el desaguisado que fue el viaje de Gimnasia a Buenos Aires, cuando se comentaba que el partido había estado suspendido y a ultimo momento debieron viajar cumpliendo con el mandato de la  AFA .

A  lo largo de la historia, Gimnasia de Jujuy debió soportar trampas y despojos, como cuando en el 71, mientras el “lobo” concentraba en el motel Los Huaicos de la provincia de Salta, los hinchas de Juventud Antoniana no dejaban dormir a los jugadores , tocando música afuera del hotel, tirando bombas , hasta ingresar al Motel y agredir a los jugadores, en esa noche en la que el arquero Escobar, sacó una pistola e hizo huir a los hinchas salteños, en un hecho vergonzoso que aún se recuerda.

En el 73, con el nefasto arbitraje de Angel Coereza, en cancha de Gimnsia, el equipo jujeño enfrentó al afamado Huracán de Menotti por el Nacional. El árbitro otorgó un penal inexistente a favor del equipo de Parque Patricios y afuera del estadio se produjo una batalla campal entre los hinchas de Gimnasia y la policía local.

En el Nacional 75 la vergüenza fue tanta, que en la mejor campaña de “La Murguita, inexplicablemente la AFA sacó a Gimnasia de su cancha, para llevarlo a la cancha de Altos Hornos Zapla. No conforme con ello, de Palpalá lo mandó a la provincia de Salta para jugar contra River que no salía campeón hacía 18 años. Sin embargo, Gimnasia le empató el partido a River, con todo el público salteño a favor de los millonarios.

Allá por el 85, un Gimnasia de capas caída, luchando en los regionales, sufriría las manos negras de equipos involucrados, principalmente Deportivo Ficoseco.  El arbitro fue De La casa ( h) quien expulsó a medio equipo de Gimnasia con lo que produjo un caos, por tan burdas  e injustas decisiones.

El árbitro, tuvo que salir disfrazado de bombero, mientras  en afuera los simpatizantes del “lobo”, se peleaban con la policía y arrojaban un móvil policial al canal de agua que antes existía y que pasaba por la zona en donde  hoy está la playa de estacionamiento, atrás de la tribuna preferencial.

Todo esto sin olvidar la campaña a favor de Quilmes en el 94, promovida por Canal 9, con Fernando Niembro y el “Bambino” Pons. En cancha de Atlanta, en donde hacía de local Deportivo Italiano, los hinchas  fueron humillados y golpeados por la policía, que se llevó varios detenidos, sin que los jujeños hubiesen hecho nada para ser tratados de esa manera.

Así  podríamos  rememorar, tantas injusticias y desventuras que Gimnasia sufrió a lo largo de la historia.

Ahora bien, esta semana seguramente se abrirá la polémica, ante la posibilidad de que la dirigencia de Gimnasia le otorgue gran parte de la tribuna Sur, ante la solicitud de su dirigencia, a Rosario Central.

En tanto, en las redes sociales estallaron los hinchas de Gimnasia ante esta alternativa, ya que estiman que siempre Gimnasia termina cediendo ante los equipos grandes. Ellos estiman que Gimnasia debe ser local más que nunca, ya que, si bien Central de ganar puede salir campeón, también Gimnasia necesita de una victoria para llegar a los cincuenta puntos ansiados.

Lo que es seguro, es que esta no será una semana más y mucho menos un fin de semana cualquiera.

Dejá tu comentario