Mundo |

Chernobyl: Récord histórico de turistas en la zona de la catástrofe

El sitio volvió a atraer una gran atención después de que el canal de televisión HBO emitiera en mayo una miniserie dedicada al desastre nuclear.

  • 107 mil turistas se registraron en el lugar este año.
  • Más del 80% llegó desde el extranjero.

Más de 100.000 turistas visitaron en lo que va de año la zona de exclusión que rodea la siniestrada central nuclear de Chernobyl, en Ucrania, comunicó la Agencia Estatal ucraniana para la Gestión de la Zona de Exclusión. “Desde inicios de 2019 la zona de exclusión de Chernóbil ha sido visitada ya por 107.000 personas. El récord fue establecido en octubre. El aumento de visitas comenzó en primavera [boreal]”, dice el comunicado de la agencia ucraniana publicada en Facebook.

El texto precisa que “los factores que influyeron en el aumento del flujo de turistas son:

La simplificación del procedimiento para expedir el pase, en concreto la introducción del pase electrónico.

La creación de infraestructura adicional.

El interés incrementado por la central nuclear de Chernóbil tras el estreno de la miniserie Chernóbil de HBO”.

A partir de entonces, más de 80% de los turistas llegaron desde el extranjero, la mayoría de ellos del Reino Unido, Polonia, Alemania, EEUU y República Checa. Además, según el comunicado, desde inicios de 2019 la zona fue visitada por casi 22.500 turistas ucranianos.

El 26 de abril de 1986 se produjo la explosión del reactor número cuatro de la central nuclear de Chernóbil. La catástrofe provocó la contaminación radiactiva en una zona de unos 140.000 kilómetros cuadrados del territorio de las actuales Ucrania, Bielorrusia y Rusia, así como en unos 60.000 kilómetros cuadrados fuera del espacio de la antigua Unión Soviética.

De acuerdo con cifras de la Agencia Estatal de Ucrania para la Gestión de la Zona de Exclusión, el turismo a Chernóbil ha estado creciendo rápidamente a lo largo de los últimos cinco años. Una portavoz dijo que en 2014 el sitio tuvo más de ocho mil visitantes; para 2018, la cifra fue de 71.862. Tan solo en el mes de mayo de 2019 más de 12.591 personas visitaron el sitio del desastre.

Las excursiones resultan tan codiciadas por los turistas, en parte, gracias a las nuevas rutas creadas por los operadores turísticos y a los esfuerzos de las autoridades encaminados a apoyar el turismo en ese territorio. “Aumentó muchísimo la demanda (…), este año desde abril la cifra de turistas aumentó más o menos en un 50%, tenemos el nivel más alto de demanda de esas giras, estamos batiendo un récord “, dijo la representante de una empresa turística ucraniana.

Cuando sucedió el siniestro , y durante mucho tiempo después, a la mayoría de los ciudadanos de la URSS se les ocultó información acerca de la magnitud total del desastre, así como de los efectos duraderos y catastróficos que tendría en la vida de las personas y en el medioambiente. La explosión y el incendio en la planta mataron a decenas en un principio y liberaron una nube tóxica en la atmósfera.

Miles más murieron en los años siguientes en gran medida por la radiación, aunque el total exacto de fallecimientos FUE difícil de establecer. Los peores efectos radioactivos del accidente se sintieron en Ucrania y al otro lado de la frontera, en Bielorrusia, aunque los efectos se detectaron en todo el mundo. Aún hay una zona de exclusión en el sitio de alrededor de 2500 kilómetros cuadrados, aunque algunas personas viven en la zona.

FUENTE: Perfil

Dejá tu comentario