Caruso: "El 70 por ciento del mundo del fútbol quería que descienda"

El entrenador afirmó que el "70 por ciento del mundo del fútbol quería que descendiera" con el club de La Paternal, pero que ahora no busca "que digan" que les tapó "la boca a todos".

"El 70 por ciento del mundo del fútbol quería que descendiera, pero a pesar de eso ahora no estoy buscando que digan que les tapé la boca a todos", enfatizó Caruso Lombardi en una entrevista con el programa radial Deportivo Télam.

"Un amigo me contó que el domingo estaba en un club mirando el partido que le ganamos a Newell`s junto a un centenar de personas, y el 95 por ciento quería que nos fuéramos al descenso porque decían que yo era un bocón, un charlatán", ejemplificó.

Sin embargo el ex técnico de Racing, Newell`s, San Lorenzo, Tigre y All Boys, entre otros, aseguró que en sus "21 años de carrera como técnico" siempre habló, "pero como muchos de ellos fueron dirigiendo equipos del ascenso, entonces tenía menos repercusión".

"Pero cuando yo me enredo en una polémica con alguien, lo hago porque algo de esa persona sé, así que nunca me va a dejar descolocado. Y si veo que corro ese riesgo, piso el freno", apuntó.

"Por eso hay mucha gente que no me busca la lengua, ya que sabe que conmigo pierde", remarcó.

En el mismo sentido Caruso Lombardi dirigió sus cañones "a todos aquellos que siempre buscaron excusas para no decir que Argentinos Juniors jugó bien en la última etapa del campeonato".

"Siempre decían que Estudiantes jugó desmotivado, o que San Lorenzo tuvo una mala tarde, pero nunca que nosotros habíamos sido superiores o habíamos realizado un buen partido", cuestionó.

"En esta historia a veces hay que tener un poco de suerte, pero también ser coherente e el trabajo y como ser humano hacer todo lo posible por conseguir el objetivo propuesto. Yo estuve peleando el descenso en siete oportunidades y solamente me fui una vez al descenso, con Quilmes, cuando también hubo algunas cosas raras", argumentó.

El técnico del "Bicho" sostuvo que "mucha gente" le dijo que Independiente lo "buscaba en marzo pasado, cuando estaba sin trabajo. Nunca me llamó ningún dirigente, pero si lo hubiesen hecho, habría agarrado. Eso no tiene nada que ver con el hecho de haber dirigido a Racing".

"No sé si Independiente se hubiera salvado conmigo. Por lo pronto ahora estoy abocado al futuro de Argentinos Juniors, ya que sé que tendremos refuerzos, pero desconozco si hay plata como para traer a los que pretendo", explicó.

"El presidente, Luis Segura, estaba dudando de su continuidad, pero independientemente de eso yo voy a seguir, porque tengo un año más de contrato con el club", advirtió.

Sobre la llegada de su colega Julio Falcioni al clásico rival, All Boys, admitió que lo "sorprendió, sobre todo porque viene de Boca. Pero también sé que está atravesando algunos problemas personales que le impiden alejarse de Buenos Aires. A mi me pasó lo mismo cuando me convocó Unión. No podía irme a Santa Fe".

"Después, que por ahí le lleguen refuerzos importantes a All Boys después que se fue José Romero, no debería molestarle a `Pepe`, porque estuvo seis años allí y él, como todos, sabemos que en el fútbol las cosas son así. A mi me ocurrió también algo similar en Racing. Conmigo no trajeron a nadie y después que me fui llegaron Giovanni Moreno y Teófilo Gutiérrez", comparó.

"Lo que pasa es que a veces hay muchos encasillamientos que no corresponden. De mi dicen que me gustan los jugadores altos y que prefiero jugar con futbolistas experimentados, pero ahora con Argentinos nos salvamos con cinco petisos y mayoría de pibes. Yo me adapto a lo que hay", puntualizó.

Para el final Caruso Lombardi dejó algunos vaticinios como el referido al delantero Emanuel Gigliotti, del que dijo que "va a triunfar en Boca. Lo conozco muy bien porque yo lo llevé en 2007 de General Lamadrid a Argentinos Juniors. Y en San Lorenzo, conmigo hizo ocho goles. Lo que pasó fue que antes, con Leonardo Madelón, estaba tapado".

"Y a propósito de San Lorenzo, lo que dije de Juan Antonio Pizzi firmando contrato con el club cuando yo todavía estaba en funciones, nunca me pasó en ningún lado ni lo hice con nadie. Eso no es lo correcto ni tampoco lo habitual en el fútbol", destacó.

"Lo que pasa es que yo no digo nada que la gente no quiera escuchar. Y además hay periodistas que no dicen ciertas cosas porque temen perder su trabajo", concluyó.

Dejá tu comentario