Carlos Santillán: “Los derechos de los trabajadores se defienden, no se los negocia”

Carlos “Perro” Santillán también cargó contra la actual dirigencia del SEOM. Denunció que “era mentirosa la unidad que se proponía” entre los gremios, considerando que “este es el sindicalismo donde todo se compra y todo se vende”.

En diálogo con Radio 2, renegó del acuerdo salarial aceptado por la dirigencia del SEOM, que fue inconsulto, más allá de los porcentajes arreglados. “Lamentablemente tenemos que decir que no estamos de acuerdo, más allá del ofrecimiento del gobierno; no estamos de acuerdo con la metodología de cómo se aceptó esta propuesta, sin consultar a las bases, sin consultar a la asamblea y realmente nos parece un despropósito. Se hicieron 5 días de paro, inclusive, nos hicieron hacer un día más, el viernes, cuando desde el jueves ya estaba aceptada la propuesta. A los compañeros le descuentan por hacer paro, la asistencia perfecta, que significa 350 pesos. Realmente es una barbaridad lo que hicieron en forma inconsulta, aceptar la propuesta del gobierno”.

Sobre los porcentajes de aumento otorgados por el gobierno, Santillán sostuvo: “Sabemos cómo está el costo de vida y veamos el pan como subió y de allí podemos decir cuál es el porcentaje de aumento que tendría que tener un trabajador para poder vivir al menos 15 días del mes. Ahora, al compañero le alcanza el sueldo para vivir 10 días, de ahí no sé como subsisten” apuntó.

Una frase del “Perro” Santillán, “a los derechos de los compañeros se lo defiende, no se los negocia”, y en ese sentido sostuvo que “se ha negociado por parte de los gremios que han aceptado, el aumento. Primero era el 30%, después en la negociación se iba a ver hasta cuánto se podía sacar y no tuvieron la convicción de discutirle al gobierno de dónde sacar la plata para poder encarar el aumento y no quedarse solamente con lo que dice el gobierno, que es solamente la pauta nacional y en su ámbito local no puede decir “nosotros somos autónomos y vamos a decidir cuánto damos de aumento”. Nosotros estábamos discutiendo el revalúo impositivo, los impuestos que pagan las mineras, para empezar nuevamente a decirle, de dónde sacar el gobierno. En ese momento vino el arreglo inconsulto de los gremios”.

Sobre la publicitada “unidad” de los gremios, afirmó que “primero que era mentirosa la unidad que se proponía, porque después cada gremio hizo lo que quiso y esto de no consultar a los compañeros en asamblea, realmente nos parece que nos pinta cuál es el sindicalismo que ellos siguen. Es el sindicalismo en que todo se compra y todo se vende; eso pareciera ser una constante de los sindicalistas que están hoy en mi gremio”.

También  hizo referencia a la lucha encarada en otros años y la actual. “No eran los mismos tiempos, ahora hay plata. En aquellos tiempos nosotros vivíamos una situación lamentable con tres meses de postergación salarial, el sueldo social garantizado y una serie de cuestiones que tenían que ver con una lucha muy profunda. En el medio de eso, con el congelamiento salarial que largó Cavallo, nosotros en determinado momento por la lucha de los trabajadores, sacamos 135 pesos de aumento que todavía figuran en los recibos de sueldo. Eran otros momentos, a donde la participación activa de los compañeros estaba al orden del día. El sindicalista no era un funcionario más dentro del sindicato, sino que era un compañero que luchaba por sus necesidades.  El sindicalismo ganaba lo mismo que el trabajador”.

Carlos “Perro” Santillán consideró que la división de los gremios, es parte de la estrategia del gobierno para “reinar”, y viene como una metodología propia del kirchnerismo. “Las divisiones fueron una estrategia del gobierno, no solamente de los sindicatos. Las organizaciones sociales también están todas divididas, el tema de la captación está al orden del día en toda la nación argentina. El kirchnerismo ha planteado esto de la división del campo popular porque sabe que así se puede tratar mejor todos los temas y arregla con determinados sectores y los otros tienen que resignarse y aceptar”.

Dejá tu comentario