Economía |

Bitcoin, hacia un nuevo hito

Bitcoin vuelve a hacerlo. En el inicio de la redacción de este artículo, la joya de la corona de las criptomonedas pulverizaba récords históricos tocando máximos de 68.493,3 dólares, acelerando, de nuevo, una fase alcista.

Factores que influyen en los movimientos de las criptomonedas

Sin embargo, el férreo vínculo que une a la criptomoneda con Tesla parece ser el responsable de que, tras sufrir la empresa de Musk una caída en sus acciones de aproximadamente un 12%, el precio de Bitcoin alineara con ella sus pérdidas acusando un descenso de alrededor de un 2,5%. La mencionada caída en las acciones de Tesla tuvo lugar tras conocerse el resultado de una encuesta en Twitter con un resultado que consideraba oportuna la venta de la participación del CEO en Tesla desencadenado con ella la corrección de la criptomoneda.

Otra de las razones que parece haber influido en el descenso se encuentra en las declaraciones realizadas por el CEO de Apple -Tim Book- en las que manifestaba haber invertido en la famosa criptomoneda a título personal, al tiempo que matizaba que Apple no tiene previsto invertir en el mencionado activo.

Las ballenas y su papel en el máximo histórico

Pero hay otro factor que no podemos obviar, como es la influencia que los "holders a largo plazo" tienen en la consecución del último hito de la criptomoneda.

Según se deduce del análisis de los datos en los que se observa una reducción de la oferta activa en el último trimestre, son cada vez más los inversores que aguardan pacientemente una escalada en el precio de Bitcoin, reservando sus monedas en una clara disposición hacia el almacenamiento seguro, la acumulación serena y el gasto estudiado.

El capital institucional se dirige hacia las criptomonedas

El 2021 nos deja un año frenético para las criptomonedas en el que las declaraciones de Musk y el acoso de China, marcaban intensos movimientos en las cotizaciones del mercado cripto.

Y la realidad es que en estos momentos, hablamos de un mercado que se ha convertido en algo demasiado importante como para seguir siendo ignorado y menospreciado por las grandes instituciones, que ahora siguen el camino iniciado en el 2017 por los inversores particulares, en busca de su parte del pastel. Y es que el rápido crecimiento de un sector que ya cuenta con más de dos billones de dólares de capitalización de mercado, representa un incentivo de lo más atractivo para los inversores.

El riesgo de la volatilidad

Uno de los factores más relevantes a tener en cuenta es la volatilidad que caracteriza a las criptomonedas y que constituye una de las más grandes inquietudes para los inversores y, en concreto, para los inversores institucionales. Por ello, la posibilidad de invertir en empresas sólidas que entran a formar parte de la inversión en lo relativo a la blockchain y las criptomonedas, supone para estos inversores la oportunidad de conseguir exposición minimizando los riesgos al conseguir así evitar exponerse directamente a la volatilidad de los movimientos de las criptomonedas.

Se trata, en definitiva, de una ventaja para el inversor que desea evitarse las complicaciones que acarrea la inversión en criptomonedas siendo además cada vez más numerosa la cantidad de empresas de activos digitales con acciones negociadas públicamente en la bolsas de valores.

El mercado de las criptomonedas se encuentra en pleno apogeo gracias tanto a inversores minoristas como al interés de los más grandes. Sin embargo, es necesario recordar el elevado riesgo que conlleva este tipo de inversión, máxime cuando se trata de inversores novatos que carecen de los conocimientos más elementales para adentrarse en este mercado, pues no son pocos los que en busca de obtener grandes ganancias, se dejan llevar por la popularidad de este tipo de inversiones que, contando con espectaculares y repentinas subidas en su cotización puede, en cuestión de minutos, perder todo el recorrido alcista de manera fulminante a causa de, como ha sucedido este año sin ir más lejos, un tuit o declaración más que posiblemente intencionados.

Teniendo estos factores en cuenta, lo cierto es que el recorrido de Bitcoin demuestra que tras las caídas siempre ha remontado, lo que hace deducir a algunos analistas que se trata de un activo fiable en el largo plazo y anuncian un próximo hito de 100.000 dólares para la criptodivisa, teoría que pareces reforzarse tras la aprobación de los ETF sobre Bitcoin.

Dejá tu comentario