BEAUTY

El ABC de unos labios irresistibles

En esta nota te revelamos los secretos de tratamiento y de makeup para lograr una boca absolutamente cautivadora.

El brillo, el color y la textura son claves para que tu boca llame la atención a simple vista. Además, un labial bien aplicado es una forma rápida de darle un toque de sensualidad a tu look. Si bien parece simple, maquillarse los labios es un arte que no toda mujer domina a la perfección. Pero, con estos tips infalibles, vas a lograr un efecto divino y super sexy en tu boca. Seguilos, y conseguí tu licencia para besar.

Los labios necesitan una limpieza profunda de vez en cuando. “Como se trata de una zona muy delicada, lo ideal es que los exfolies apenas con una mezcla casera de miel y azúcar, con sutiles movimientos. Después de enjuagarlos, aplicá de inmediato algún humectante”, destacan las maquilladoras Diana Brandt y Analisa Maculan. “También podés exfoliar el contorno de los labios, y así evitar que se formen arrugas alrededor de tu boca”, explica la dermatóloga Patricia Juárez, directora del centro Juarez & Alday. Probá con un MDPEEL (microdermoabrasión con punta de diamantes), combinado con radiofrecuencia y una máscara hidratante de aloe y melón para renovar la piel de la zona peribucal.

Antes de maquillar los labios, hay que humectarlos. “La hidratación diaria es fundamental para evitar que se agrieten o se lastimen. Se pueden usar bálsamos o barras humectantes”, destaca Juárez. Durante el verano usá un humectante de labios con protector solar.

“Cuando el tono no es uniforme y sus contornos son irregulares, podés aplicar una fina capa de corrector de ojeras sobre los labios y sus bordes. De esta manera, neutralizás el tono para  darle el color que quieras, y corregís su forma, si es necesario, con el delineado”, dicen las maquilladoras del estudio Brandt Maculan.

COLOR-LABIOS

“Usá un delineador del mismo tono que el labial para redibujar tu boca y lograr un equilibrio entre el labio superior y el inferior. Optá por uno cremoso, para que se deslice mejor”, dice la maquilladora Karina Cots.

Elegí el color y aplicalo con un pincel finito. De esta manera usás la cantidad necesaria, mantenés la higiene de tu labial y le das a tu boca un tono uniforme.

Aunque parezca un truco antiguo, besar un pañuelo (de tela o de papel) es lo mejor para quitar el exceso y evitar que se corra. Después, sellá el maquillaje con otra capa de rouge.

Si querés volver tus labios más atractivos, aplicá un gloss transparente. Para un efecto más natural podés usar un bálsamo o vaselina sólida. Esto les dará un brillo sutil.

 

Fuente: Cosmo.

Temas

Dejá tu comentario