Jujuy |

Banco de sangre animal: un proyecto "difícil, pero no inviable"

El veterinario Bruno Gareca se refirió a la iniciativa de los estudiantes del Colegio Nueva Siembra de crear un banco de sangre canino y felino, para la cual "se necesita mucho dinero". Además dio detalles de qué animales podrían ser donantes y brindó recomendaciones a los dueños.

  • Un veterinario opinó sobre el proyecto de creación de un banco de sangre animal.
  • “Una idea buenísima, difícil, pero no inviable”, dijo.
  • No todos los perros y gatos pueden ser donantes de sangre.

Alumnos de distintos colegios participaron del Concejo Deliberante Estudiantil, en el cual se presentaron más de 23 proyectos y donde uno de los destacados fue el del Nueva Siembra con la construcción de un banco de sangre canino y felino en la Asociación Protectora de Animales “Zoonosis”.

La iniciativa tiene como finalidad llamar a la solidaridad de la ciudadanía a brindar su cooperación mediante la donación de sangre de sus mascotas, para colaborar en la recuperación de otros animales en estado de peligro o de enfermedad, también de emergencias quirúrgicas.

A ello hizo referencia el veterinario Bruno Gareca en El Colectivo, quien manifestó que “se necesita mucho dinero para armar algo así”, teniendo en cuenta lo que se necesita en cuanto a insumos y las condiciones del mantenimiento de la sangre.

“Lo veo difícil, pero no inviable”, dijo.

Embed

Para el veterinario, el alto costo que representaría poner en marcha un proyecto de tal magnitud tiene que ver, además, con poder brindar no solo un servicio de transfusión de sangre sino también para trabajar con sus componentes.

“La idea es buenísima, si se hace en condiciones adecuadas, bajo dirección de algún veterinario”, indicó.

Más allá de que se concrete o no el proyecto, Gareca detalló qué tipo de perros y gatos podrían ser donantes.

En principio, en ambos casos los animales deberían estar en excelente estado de salud y con todas las vacunas colocadas.

Luego, no cualquier perro ni gato puede donar sangre. En el caso de los caninos, el veterinario precisó que deberían pesar al menos 30 kilos (y podrían extraer alrededor de 400 mililitros), mientras que los felinos deberían pesar por lo menos 5 kilos (y se podrían extraer como máximo 60 mililitros).

Por lo demás, reveló que el mantenimiento de la sangre en esos casos es prácticamente igual que cuando se extrae de humanos.

Dejá tu comentario