Jujuy |

Ante las irregularidades Blas Gallardo preparará un nuevo presupuesto

El futuro intendente de La Quiaca se presentó en un confitería capitalina junto a buena parte de su gabinete previa asunción de la intendencia. Realizó duras críticas a su predecesor y valoró la necesidad de trabajar fuertemente en obra pública para avanzar sobre la Zona Franca.

  • Blas Gallardo brindó una conferencia a días de asumir la intendencia de La Quiaca.
  • La transición con Miguel Tito no se pudo desarrollar con normalidad, la nueva gestión recopila información vía externa.
  • La necesidad de ampliar los servicios públicos para atender la futura demanda de la Zona Franca.

A seis días de asumir su nuevo rol como jefe del Ejecutivo quiaqueño, el justicialista Blas Gallardo visitó la capital jujeña junto a su equipo de gobierno, no solo para presentarse ante la prensa, también para seguir recabando información de manera externa sobre la situación del municipio.

Como ha sucedido en distintas localidades donde el signo político dominante cambiará desde el 10 de diciembre, la transición en La Quiaca ha sido más bien un obstáculo en vez de aquel proceso natural de renovación política.

Miguel Ángel Tito atrapado entre críticas y escándalos de corrupción ha blindado la municipalidad, obligando a la nueva administración a trabajar por vías externas.

A Miguel Tito no lo conozco personalmente, es raro que una persona con más de 30 años de trayectoria política no refleje esa madurez en cuanto a la comunicación. Hemos presentado notas para iniciar un trabajo entre los equipos de transición pero no lo hemos logrado”.

En ese contexto “la no transición” se viene desarrollando directamente en la capital a través de continuos pedidos de informe al gobierno provincial y Tribunal de Cuentas para reconstruir el presupuesto 2020. Gallardo insiste en que las autoridades salientes, por cuestiones (conflictos) de público conocimiento no tienen relación con el Concejo por lo que el presupuesto enviado no tiene razón de ser.

image.png

Consultado por la puesta a punto de la Zona Franca minorista, uno de los puntales del cambio de matriz productiva impulsados por el gobernador Morales, el intendente Gallardo sostuvo la necesidad de abrirse al diálogo contemplando a todos los actores y acuerdos involucrados.

No queremos estar ajenos y somos un espacio que cree en el diálogo abierto, tuvimos acercamientos no solo con el gobierno, también con los pueblos originarios, contemplando su antigüedad en la zona para tratar de llegar a un equilibrio”.

Dentro de la agenda de prioridades “obra pública” aparece como tema inminente a tratar con infraestructura provincial, pues Zona Franca exigirá al máximo los servicios como agua, cloacas, electricidad. Según Gallardo esto evidenciará las deficiencias de la pasada gestión en esta materia, la necesidad de ampliación y financiamiento.

Dejá tu comentario