Ana Tijoux criticó al reggaeton y al trap en un festival en Córdoba

La artista chilena estuvo en el Festival GRL PWR en Córdoba y apuntó: “no entiendo la wea del reggeatón y el trap, te subes a un taxi y te lo hacen escuchar, es una dictadura musical”.

“Yo soy una vieja de mierda y mañosa, a mí me gusta el rock, me gusta el punk”, dijo ayer la franco-chilena Ana Tijoux en el escenario violeta -el principal- del Festival GRL PWR en la ciudad de Córdoba.

Y para dar pruebas de eso, apuntó:“no entiendo la wea del reggeatón y el trap, te subes a un taxi y te lo hacen escuchar, es una dictadura musical”.

Como una de las headliners del festival, Tijoux sorprendió con declaraciones que cuestionaban dos géneros que integraron buena parte del lineup: sobre esas mismas tablas, algunas horas antes, Fresa Killer se había despachado con 40 minutos de trap que maridó con una tropa de bailarinas a puro twerk. Minutos más tarde, en otros de los escenarios, Ms Nina reivindicó que las mujeres también pueden cantar reggaetón.

El de Tijoux fue un show de casi una hora con un repaso amplio de material de toda su carrera. Volvió a sus inicios con “Partir de cero”; hizo escala en su álbum La bala con “Mi verdad” –el tema que grabó junto a Jorge Drexler- y fue hasta Vengo, su penúltimo material de estudio, con “Antipatriarca”. “Independiente yo nací, independiente decidí / Yo no camino detrás de ti, yo camino de la par a ti”, cantó después de dar paso a algunas definiciones sobre el feminismo que la interpela: “Sigo pensando que hay otra América latina posible y por eso empecé a hacer hip hop. Sigo pensando en territorios liberados y en un feminismo popular más allá de la academia, un feminismo que acompañe la lucha de clases. Esta wea y esta wea están conectadas”, dijo señándose las sienes y el pecho. “Esto es praxis pensante”.

Además, dio pocas vueltas para comentar lo que opina sobre el actual gobierno argentino antes de interpretar “Shock con letra”, con lírica ajustadísima al termómetro local (“La hora sonó, la hora sonó / No permitiremos más tu doctrina del shock“). “Estamos en tiempos álgidos de fascismo mundial”, dijo en el show con más diálogo directo con el público. “Sé que acá hubo una intención de hacer cosas lindas con mucha gente hermosa, pero estamos en el abismo, bailar ya no basta, cantar ya no alcanza. Los músicos no vamos a cambiar la historia, lamento decírselos. Somos actores sociales fundamentales, necesitamos estar en la calle, estar organizados”.

Dejá tu comentario