Jujuy |

Alberto Fernández posterga su visita a Jujuy: los motivos

Nunca hubo una información oficial desde Casa Rosada confirmando la visita presidencial pero el gobierno de Morales lo daba por sentado y la fecha prevista eran los últimos días de enero. Aparentemente se pospuso. Los primeros trascendidos hablan de razones de agenda.

  • Estaba prevista la visita de Alberto Fernández a nuestra provincia para finales de este mes.
  • El presidente iba a tomar contacto con algunos de los principales proyectos productivos.
  • Este anuncio fue reiterado por el gobierno provincial pero nunca lo confirmaron desde Casa Rosada.
  • Ahora se habla de una posible postergación.

En la primera semana de enero, tanto allegados al mandatario nacional como funcionarios locales confirmaban la decisión de Alberto Fernández de visitar nuestra provincia, con especial interés en las zonas donde se desarrollan proyectos productivos.

La fecha que se barajaba desde el gobierno provincial, para concretar el encuentro en nuestro territorio, era a partir del 20 del corriente mes y antes de que culmine el mismo.

“Está la voluntad de Alberto Fernández de visitar Jujuy”, sostuvo días atrás el gobernador.

Tras visitar Casa Rosada, Morales dijo que se reunió con Fernández y que “definieron agenda para la primera visita presidencial”.

Esta información jamás fue confirmada desde el gobierno nacional.

Aparentemente, la visita se pospuso en las últimas horas por “razones de agenda” y “compromisos anteriormente contraídos” según trascendió desde el seno del PJ local.

Fuentes oficiales señalaron a distintos medios que el mandatario nacional decidió adelantar su primer viaje al exterior y estará en Jerusalén el próximo jueves. Coincidirá con Vladimir Putin y Emmanuel Macron.

La agenda también incluye una visita al Vaticano donde se reunirá con el Papa.

Morales mostraba un entendible entusiasmo por la llegada del presidente a Jujuy en pos de seguir buscando un acercamiento que aún no es el deseado. Salvó alguna que otra mención a nuestra provincia, la postura de Fernández respecto del gobernador local es más de indiferencia.

Lo cierto es que no es un momento propicio para una visita de este tipo que más que una cuestión protocolar se presta a una lectura política:

- Por un lado, está el tema Milagro Sala. La dirigente cumplió hoy 4 años detenida y en recientes declaraciones, Alberto Fernández, insinuó la necesidad de que se revise el proceso judicial por irregularidades. Durante sus 4 años de gestión, Morales se jactó de la “paz social” alcanzada en la provincia y los supuestos “beneficios” que eso generó aunque sin referirse directamente a Sala en ese sentido. La posición de ambos al respecto es claramente contraria.

- Los vínculos del presidente del PJ, Rubén Rivarola, con el gobernador Morales vienen generando malestar no solo en las bases locales sino también en las nacionales puesto que se aleja de la directiva que dio esta última de ser un oposición seria. El diputado en cuestión se convirtió en un aliado fundamental para la aprobación de proyectos con los que el gobierno radical se endeudó en reiteradas oportunidades. La reciente adjudicación de contratos a la clínica Maternoa SRL, que pertenecería a su hijo confirmaría esta suerte de intercambio de favores.

Dejá tu comentario