Mundo |

15 de febrero: Día mundial contra el cáncer infantil

Cada 15 de febrero se celebra el Día Internacional contra el Cáncer Infantil, que tiene como objetivo sensibilizar y concienciar sobre los desafíos que representa esta enfermedad en niños y adolescentes.

  • El cáncer en la niñez es una de las enfermedades más frecuentes en menores de 18 años en el mundo.
  • Puede manifestarse inicialmente con algunos síntomas, dentro de los principales se encuentran dolor persistente en los huesos y abdomen, fiebre por más de una semana, moretones o sangrado de nariz o encías, pérdida de peso y dolor de cabeza.

Hoy se conmemora el Día Internacional del Cáncer Infantil a fin de tomar conciencia sobre la importancia de la detección temprana, el diagnóstico y los diferentes tratamientos que existen para esta enfermedad poco frecuente y potencialmente curable.

En Argentina, según el Registro Oncopediátrico Hospitalario Argentino (ROHA), entre los años 2000 a 2017 se registraron 24.117 niños menores de 15 años con patología oncológica. Esto significa un promedio de 1340 casos nuevos de cáncer diagnosticados en menores de 15 años por año. O que es lo mismo, 4 caos por día.

“La importancia de la concientización acerca del cáncer infantil se ha reflejado en las cifras que muestran que en los últimos años en la Argentina hubo una mejora en los porcentajes de curación”, destacó el doctor Marcelo Scopinaro, Director Médico Ejecutivo de la Fundación Pediátrica Argentina (FuPeA) y ex Jefe del Servicio de Hemato-Oncología del Hospital Garrahan.

Es que, según los datos reportados por el ROHA dependiente del Programa PROCUINCA –Programa de cuidado integral del niño con cáncer - del Instituto Nacional del Cáncer de Argentina, la sobrevida a 36 meses en los períodos 2000-04 y 2010-14 varió del 63.1% al 72.4%, siendo esta diferencia significativa.

“El objetivo primordial de esta jornada es el de nuevamente generar concientización acerca del cáncer infantil y así reducir el número de muertes evitables por esta enfermedad. También, buscamos defender la necesidad de que todos los niños del mundo tengan independientemente de su país de origen, estatus económico o clase social acceso a un diagnóstico y tratamiento preciso y a tiempo y por ende las mejores posibilidades de curación. Con un diagnóstico temprano, disponibilidad y acceso a tratamientos y cuidados apropiados, así como con medicinas esenciales asequibles la muerte de niños con cáncer es evitable”, agregó Scopinaro.

Respecto al tumor más frecuente en chicos, la leucemia aguda encabeza la lista de esta enfermedad maligna en pediatría. Se diagnostican entre 450 y 550 casos, de los cuales más de la mitad logran curarse en centros de alta complejidad con un tratamiento adecuado y realizado por profesionales especializados.

Luego, el 70% restante lo constituyen tumores sólidos específicos de la edad pediátrica, tumores de sistema nervioso central, linfomas y otros como neuroblastoma, tumor de Wilms y retinoblastoma. Los canceres frecuentes en los adultos son una excepción en el niño o adolescente.

La doctora Mercedes García Lombardi, oncóloga pediátrica del Hospital Británico asegura que “es imprescindible contar con un equipo multidisciplinario compuesto por profesionales que estén especializados en oncología pediátrica y no en patología de adultos”.

En términos de prevención, los pediatras cumplen un rol de gran importancia en la detección temprana y diagnóstico de esta enfermedad. “Si bien en líneas generales no se habla a la población acerca de los signos de alarma ya que los síntomas son comunes a enfermedades banales (fiebre, dolores óseos e infecciones), es fundamental que los padres consulten con el pediatra ante un síntoma que les preocupe", precisó la experta.

Y agregó: “Gracias al diagnóstico temprano, el tratamiento adecuado y el cuidado integral del paciente, 7 de cada 10 niños se cura. La duración de cada tratamiento varía desde 3 meses a los 2 años dependiendo del tipo de enfermedad e intervienen oncólogos pediatras, hematólogos pediatras, pediatras clínicos, cirujanos, traumatólogos, clínicos infectólogos, enfermeros, y psicólogos entre otros profesionales de la salud”.

“Debemos tomar conciencia de que el cáncer infantil se cura y procurar que los chicos transiten su infancia de la mejor manera posible, aun durante el tratamiento, sosteniendo la escolaridad y su vida social, sobre todo debemos respetar sus derechos como niños y lograr la curación con la menor secuela posible” afirmó la doctora Garcia Lombardi.

El lema para el Día Internacional del Cáncer Infantil, celebrado cada año el 15 de febrero, es “Honrar la vida”. La doctora Mariana Varela, Jefa de Hematología y Oncología Infantil del Hospital Universitario Austral, aseguró que es necesario “utilizar este mes para concientizar sobre la importancia de un diagnostico precoz y que todo niño tenga el derecho de un tratamiento adecuado en un lugar adecuado”.

El término «cáncer infantil» generalmente “se utiliza para designar distintos tipos de cáncer que pueden aparecer en los niños antes de cumplir los 15 años”, afirmó la Organización Mundial de la Salud. Sin embargo, el ROHA del Ministerio de Salud de la Nación incorporó, a partir de 2010, a los pacientes de entre 15 y 19 años.

En estos casos, “el rol de la familia es fundamental”, aseguró la doctora Varela y agregó: “siempre hay que apoyar a los padres y no olvidarse de los hermanos que sufren tanto como los pacientes, estimular tener buenos momentos y promover la unión familiar”.

El Lazo Dorado simboliza el cáncer infantil comparando la fortaleza y resistencia de los niños con cáncer con el oro. Organizaciones del todo mundo, así como instituciones públicas y privadas, grupos de la sociedad civil y el mundo académico, han empleado el símbolo del lazo dorado para expresar su apoyo y solidaridad a la lucha contra el cáncer infantil. Aunque, hoy por hoy no ha alcanzado la importancia y visibilidad del lazo rosa del cáncer de mama, o el rojo del VIH.

Dejá tu comentario