Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

GOLF

Tiger Woods, la historia de un regreso triunfal

Fue el N°1 del golf y un auténtico ídolo del deporte pero un escándalo sexual que derivó en su divorcio y una serie de graves lesiones lo dejaron al borde del retiro. Volvió y, otra vez, fue millones...

En la historia grande del deporte es difícil encontrar resurrecciones deportivas como las de Tiger Woods. Quizás, la de Michael Jordan sea la más comparable, que se retiró de la NBA con tres anillos de campeón para dedicarse al beisbol y al retornar poco después al basquet logró otros tres títulos con Chicago Bulls. El golfista estadounidense de 43 años, que a los 21 había causado sensación mundial al ganar el tradicional Masters de Augusta, acaba de quedarse este domingo con la famosa chaqueta verde que distingue al campeón de este gran torneo. Algo que hubiera sido difícil de creer hace unos años...

El antes y después de Tiger en el golf ocurrió a fines del 2009. La mujer del entonces N°1 del circuito descubrió que el golfista le era infiel y acto seguido se supo que había estado con más de diez mujeres. El escándalo sexual terminó con un divorcio millonario que afectó la imagen de un Woods que ya figuraba entre los más grandes en el deporte y que en ese momento era el deportista mejor pago del mundo.

Woods con la chaqueta verde 22 años después...

Woods con la chaqueta verde 22 años después...

En ese 2010 en el que firmó su divorcio comenzó a bajar su nivel en el circuito y hasta algunos sponsors dejaron de apoyarlo. Como si fuera poco, en el 2013 sufrió una lesión en la espalda y un año después debió ser intervenido quirúrgicamente. La operación no salió bien y en el 2015 fue operado de nuevo.

Su carrera parecía haber entrado en el ocaso. El retiro era casi un hecho. Sin embargo, en el 2016, a los 40 años, Tiger decidió que era el momento de insistir una vez más y anunció su regreso. Vestido por Nike, el sponsor que nunca dejó de apoyarlo desde el inicio de su carrera, quiso volver pero ese año no pudo jugar ningún Abierto. En el 2017 volvió a ser operado de su lesión en la espalda. Otra vez el vía crucis de la inactividad. Era la octava cirugía en su carrera si se suman las cuatro que sufrió en su rodilla izquierda entre 1994 y 2008. “Simplemente, no sé lo que mi cuerpo me va a permitir hacer. Sigo escuchando a mis médicos, con calma. Voy dando pasos. Es un proceso largo y no tengo prisa. Estoy dando golpes de unas 60 yardas y practico putts y chips cada día. El dolor se ha ido, pero no he entrenado ninguno de los músculos del golf ni he dado un golpe completo. Todavía no pienso mucho en el futuro porque no sé qué tipo de swing voy a poder hacer. Tardaré algún tiempo en averiguarlo. Entonces sabré lo que podré hacer”, comentaba por aquel entonces. La incertidumbre dominaba la escena del viejo campeón.

Recién en el 2018 comenzó a disputar torneos. Desde el 2013 que no ganaba un título y su último Major (gran torneo)  había sido en el 2008. Este domingo de ramos fue domingo de resurreccción. Como a sus 21 años, cuando asombró al mundo y comenzó a ganarse el afecto de todos, Tiger Woods se calzó la chaqueta verde del Masters de Augusta mientras una multitud rugía con el "Tiger, Tiger..". Es su Major N°15 para ubicarse a sólo tres del máximo ganador, Jack Nicklaus. Volvió. En realidad, las leyendas no se van nunca.

Woods, ganador.

Woods, ganador.

Fuente: ole.

Cargando ...