Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Saludarte

Hipertensión arterial pulmonar: una afección grave y poco conocida

La hipertensión arterial pulmonar es una enfermedad grave, poco frecuente y de difícil diagnóstico, que puede tener un pronóstico desfavorable si no se la diagnostica y trata precoz y adecuadamente. Selexipag es una n ueva opción terapéutica ya disponible en nuestro país que ayuda a disminuir la progresión de la enfermedad y el riesgo de hospitalizaciones, además de mejorar sustancialmente la calidad de vida de los pacientes.

La hipertensión arterial pulmonar (HAP) es una enfermedad crónica, progresiva, grave y poco conocida, que se caracteriza por el aumento de la presión en las arterias pulmonares. Las mismas se vuelven más estrechas dejando menos espacio para que circule la sangre, por lo que de no ser diagnosticada y tratada a tiempo puede dar lugar a una insuficiencia cardíaca, una de las causas más frecuentes de muerte en este tipo de pacientes.

Si bien es una patología que al momento no tiene cura, nuevas opciones terapéuticas permiten mejorar los síntomas, controlar la enfermedad, detener su progreso y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Selexipag fue aprobado en Argentina por la autoridad regulatoria local (ANMAT - Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) para el tratamiento de pacientes con hipertensión arterial pulmonar.

Leé también: Esclerosis Múltiple: la rehabilitación es tan importante como el tratamiento farmacológico

"El diferencial de este fármaco es que se administra oralmente dos veces por día. Se une al mismo receptor de las células afectadas en las arterias del pulmón, tal como lo hacen otros medicamentos utilizados para el tratamiento de la hipertensión arterial pulmonar y que se administran por vía endovenosa, subcutánea e inhalatoria", describió el doctor Jorge Cáneva, médico neumonólogo, Jefe del Servicio de Neumonología y miembro del grupo de hipertensión pulmonar del Hospital Universitario Fundación Favaloro (M.N.63878). "Además, el estudio de investigación clínica con selexipag es inédito dado que, se ha estudiado a largo plazo en una población de más de 1100 pacientes y demostró muy buenos resultados respecto del perfil de seguridad, tolerancia y eficacia," añadió.

Quienes viven con HTP se fatigan y agotan ante situaciones cotidianas como caminar dentro de la vivienda y pueden sufrir mareos o episodios de desmayos. Estos síntomas se van agravando y se presentan con mayor frecuencia a medida que la enfermedad avanza, incapacitando paulatinamente a quienes la viven hasta que dejan de llevar una vida normal para permanecer en estado de reposo permanente.  

“La hipertensión arterial pulmonar es un aumento de la presión arterial pulmonar. Lo que se produce es un estrechamiento de las arterias que están en el pulmón, esto hace que el corazón trabaje mucho más para expulsar la misma cantidad de sangre que si no tuviese estrechamiento. Sería como una calle chica con un embotellamiento: aumenta la presión y eso hace que la circulación sea dificultosa,” graficó el doctor Eduardo Perna, médico cardiólogo, jefe de la división de Insuficiencia Cardiaca e Hipertensión Pulmonar del Instituto de Cardiología de Corrientes J. F. Cabral (M.P 1971). 

"Es una enfermedad que se asocia a fatiga, falta de aire, cansancio y paulatina pérdida de la calidad de vida. Como los síntomas son solapados y comunes a muchas enfermedades y se presentan en pacientes de todas las edades incluyendo los jóvenes, la consulta y el diagnóstico se suelen hacer en forma muy tardía," explicó el doctor Guillermo Bortman, médico cardiólogo, director de trasplantes del Sanatorio de la Trinidad Mitre de Buenos Aires (M.N 66.879). 

Datos epidemiológicos estiman que la hipertensión arterial pulmonar tiene una prevalencia de 5 a 25 casos y una incidencia de 1 a 2,4 casos al año, en ambos por cada millón de habitantes. Pese a que puede presentarse a cualquier edad, es más frecuente en mujeres, viéndose éstas afectadas dos veces más que los hombres, y usualmente suele manifestarse entre los 30 y los 60 años. "La responsabilidad médica es no perder de vista que detrás de las enfermedades más frecuentes existen otras que son menos frecuentes. Si no se piensa en ellas, no se las diagnostica. Y el diagnóstico precoz de esta enfermedad es clave," reflexionó Cáneva.

La enfermedad puede producirse por causas desconocidas o hereditarias; asociarse al uso de ciertos medicamentos para adelgazar o drogas ilegales o a anomalías cardíacas presentes al momento del nacimiento; también a pacientes que padecen otras enfermedades como trastornos del tejido conjuntivo (esclerodermia, lupus), infección por VIH o enfermedad hepática crónica (cirrosis) 

La detección precoz conlleva mejores resultados en su tratamiento. Sin embargo, es una enfermedad difícil de diagnosticar, pudiendo demorarse desde el inicio de los síntomas hasta su diagnóstico alrededor de dos a cuatro años. Esto se debe a que sus síntomas son inespecíficos (dificultad para respirar, mareos y fatiga) y pueden confundirse con otras afecciones más frecuentes como el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o la apnea del sueño. " Si bien es una enfermedad que no tiene cura, requiere de una sospecha y un diagnóstico precoz. La buena noticia es que las terapéuticas específicas cambian el curso de la enfermedad," indicó Perna.

Leé también: Se aprobó en Argentina un medicamento para tratar pacientes con hemofilia A e inhibidores

Selexipag es el primer y único tratamiento oral selectivo que actúa sobre la vía de las prostaciclinas, siendo un análogo de las mismas, que mejora los resultados a largo plazo de la enfermedad. Al ser la hipertensión arterial pulmonar una enfermedad progresiva y los síntomas empeorar con el paso del tiempo, uno de los principales objetivos de este tratamiento es ayudar a retrasar su progresión.

 Este tratamiento induce la dilatación de las arterias pulmonares facilitando el bombeo de sangre al corazón, lo que reduce la presión arterial pulmonar, alivia los síntomas y mejora el curso de la enfermedad. Al ser oral, facilita además la adherencia e impacta positivamente en la calidad de vida de los pacientes.

La aprobación local de selexipag se basa en los resultados del “Estudio GRIPHON”, el ensayo clínico más grande y jamás realizado con cualquiera de los tratamientos para la hipertensión arterial pulmonar aprobados en la actualidad por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés). Los principales resultados del estudio demostraron que:

  • Redujo el riesgo de progresión de la enfermedad en un 40%.
  • Redujo las hospitalizaciones relacionadas con la enfermedad y otros eventos que indiquen su progresión.
  • Demostró buenos resultados en su uso como monoterapia o en combinación con 1 o 2 de los tratamientos estándar.

 

Cargando ...