Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

San Valentín

14 de febrero, Día de los enamorados

 

“Enamorados del amor,

      o del cielo, o de la vida - simplemente -…”

 

 

Cuando pensamos en el Amor hablamos del más importante de los sentimientos. El que piensa en el otro, en su felicidad, ya se trate de la pareja, del hijo, del padre, del amigo, del hombre / del otro. 

Conversando con un amigo estudioso de la filosofía oriental entre otras disciplinas, hablaba de la tríade que rige al hombre: Amor, Libertad, Humildad, tres conceptos que interactúan y se complementan para  la significación cabal del enamoramiento. Sí, porque el Amor cuando es tal, nos hace libres y humildes al mismo tiempo.

Nos recuerda a San Valentín, ya que por su acción se instauró la fecha 14 de febrero como el Día de los enamorados. El 14 de febrero del año 270 el emperador Claudio ordenó que martirizaran y ejecutaran al sacerdote por su desobediencia.  Este había decidido casar a las parejas bajo el ceremonial cristiano, a escondidas de los ojos romanos debido a la prohibición que  regía. Por ello, fue sentenciado a morir. La historia de San Valentín es hermosa, porque a pesar de la violencia instaurada en la sociedad y de la muerte del santo, triunfa el Amor, perduran sus actos de Paz, Fraternidad y Comprensión por el prójimo. Actos muchas veces olvidados porque el yo prevalece egoístamente por encima del bien común.

La mitología supo también crear en diversos personajes símbolos de Amor. En la antigua Roma, se lo llamaba dios del amor a Cupido; Eros, en Grecia; Afrodita, diosa  de  la belleza, el deseo y la reproducción. Ella presidía el Amor entre hombres y mujeres.

Creemos que mientras este sentimiento invada nuestras vidas y demos testimonio de su valor, el mundo tendrá más armonía y paz. 

Por eso, no dudemos en enamorarnos, en sentir la pasión por el otro, por la naturaleza, por el cosmos todo, por la Vida, por el Creador. 

Sepamos salir de nosotros mismos para extender las manos en el gesto magnífico de dar y recibir con alegría y humildad. Seamos seres apasionados y enamorados. De esta manera seguramente, transitaremos por el camino de la felicidad.

 

 

Las estrellas

iluminan el corazón

 

dicha de estar

con los pies desnudos

soñando

la vida

 

 

Susana Quiroga

Cargando ...

Compartí tu opinión