Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Travesía Cultural

La Granada

 

Composición. Tema: La Granada (Nugae)

 

En el patio de la casa de la abuela Ermelinda había una planta de granada. No era un árbol grande. Medio se perdía entre un laurel y la higuera áspera y fea. Pero se distinguía por la belleza de su copa de verdes tornasolados. Cuando las granadas maduraban se partían, era el momento de cortarlas. Pelar una granada no es cosa fácil. Los granos se agarran a la piel con desesperación y te quedan todos los dedos negros. Teníamos prohibido comer mientras pelábamos. Los rojos granos iban cayendo en una fuente honda enlozada y al terminar, todos los chicos que habíamos pelado podíamos comer dos cucharadas por turno.

Mi hermana, la del medio, que comandaba la operación, era muy estricta y evitaba los excesos. Pero, si estaba de buen humor, nos permitía jugar a escupir las semillas a ver quién llegaba más lejos…De las granadas se hace la granadina que es una bebida muy dulce y que hay que tomarla bien fría con soda. A los hombres les gusta el chop con granadina. La señorita Padilla nos leyó un capítulo de “Platero y yo” donde decía: “¡Granada, fruta de Moguer, gala de su escudo! ¡Granadas abiertas al sol grana del ocaso!”
 

(Muy bonito, aunque no entendí todo).

FIN. FIRMADO: AURORITA

La señora Aurora descubrió, muchos años después, estos reveladores versos de Marilyn Contardi:

 

“¿Y las granadas,

abiertas?

¿Las granadas…? /

Esas…

¡Ahhhh! ¡Las granadas, rubíes codiciados,

apretados de golpe entre los dientes

estallaba, fastuoso, el verano!

Devoradas al amparo del cerco

la lengua iba directo al corazón

por la hendidura. A la sombra

de los paraísos, junto al campito.

Y eran robadas

siempre /

pero siempre robadas.

Las granadas.”

 

 

Yolanda Beguier 

Lectora, escribiente jujeña. 

Cargando ...

Compartí tu opinión