Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

letras

Jujuy en Letras, séptima parte

 

JOSÉ CANTERO VERNI Y EL HORNOCAL

 

José Cantero Verni.

 

 serranias-hornocal-1_8257.jpg

Foto de El Hornocal, Jujuy.

 

 

El poeta salteño José Cantero Verni con la voz de la poesía expresa su admiración por un lugar maravilloso de los jujeños: Las serranías de Hornocal.

Doble mérito el del autor: el riquísimo lirismo del texto que nos incita a observar con nueva mirada la naturaleza majestuosa plena de colores que está a más de cuatro mil metros de altura, y sus ojos fraternos de comprovinciano salteño.

Sí, un hermano poeta que expresa su emoción sin fronteras.

¡Gracias, José Verni!

 

EL HORNOCAL

Balcón de la Pachamama
casi cerquita del cielo,
camino que de Huamahuaca
los ojos pinta de sueños.

 

Balcón de la Pachamama
donde se mece el lucero,
donde la luna encantada,
hechiza con su misterio.

 

Balcón de la Pachamama
camino de piedra y viento,
un duende de madrugada
la cuesta sube corriendo.

 

La voz de las serranías
se hace sentir en los ecos,
mientras despacio se agita
como un murmullo el silencio.

 

Catorce colores muestra,
colores de otro universo,
que en las pupilas refleja
el toque justo y perfecto.

 

Balcón de la Pachamama
que talló el cincel del tiempo,
que se hace canto en el alma
y luz en el sentimiento.

 

Catorce colores tiene
y todo un paisaje inmenso,
que en cada mirada enciende
la luz de un suspiro eterno.

 

Hornocal rincón del alma
debajo del firmamento,
colores de la esperanza
en territorio jujeño.

 

Hornocal, altura y canto
camino de los encuentros,
donde se escuchan los pasos
callados de los ancestros.

 

Hornocal, donde la vista
se llena con ese anhelo,
con ese color que brilla
y embruja con solo verlo.

 

Treinta y tres tonalidades
serpenteando a cielo abierto,
que se hace chispa en la sangre
y en el alma todo un sueño.

 

Treinta y tres tonalidades,
catorce colores bellos,
y el impulso inexplicable
por llegar a conocerlo.

 

Hornocal los que lo ven
prometen volver de nuevo,
para sentir otra vez
la magia de su secreto.

 

Milenario y ancestral
guardián con lanza de fuego,
que al visitante le da
por cada tono un deseo.

 

Como si fuera otro mundo
del corazón de su aliento,
suelta un retumbe profundo
que se hace cielo por dentro.

 

Hornocal, balcón del alma
en sus colores hay versos,
ese poema que llama
a recorrer sus senderos.

 

Colores y pinceladas
que el gran creador ha puesto,
sin decir una palabra
en el preciso momento.

 

Balcón de la Pachamama
catorce colores frescos,
que orgullosos se levantan
igual que un cóndor en vuelo.

 

Con la magia de su encanto
envuelve como un pañuelo,
con esa luz de sus trazos
que encierra cada elemento.

 

Hornocal de los suspiros
danzando en catorce velos,
que se transforma en hechizo
sobre la faz del terreno.

 

Hornocal que entre quebradas
girando va descubriendo,
otro toque, otra mirada,
para brindarle al viajero.

 

Hornocal, Jujuy, altura
trazo divino y extenso,
que regala su hermosura
con un encendido beso.

 

Hornocal gran corazón
cerquita del mismo cielo,
colores, quebrada y sol
en territorio jujeño.

 

José Cantero Verni ha publicado 13 títulos de cuentos de fútbol en poesía narrativa, entre los que se cuentan Los versos del fútbol y Pasión futbolera, que fueron incorporados en proyectos de lecturas para desarrollar en currícula educativa de países extranjeros, tales como Ecuador, Nicaragua, Perú, Grenoble (Francia) en el portal de lenguas extranjeras y Entre Ríos (Argentina), así como en portales educativos en línea: ATEI (Asociación de Televisión Ibeoramericana) y varias revistas literarias. Se ha adaptado su poesía a obras para teatro leído en coplas en sitios educativos de Venezuela; entre ellas ‘La Campaña Admirable” e “Independencia de Venezuela”, y en el sitio cultural de la República del Uruguay “Letras Uruguay” y “Cuentos para niños en poesía”.

Cargando ...

Compartí tu opinión