Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

PARTE 2

Poemas para leer en este lluvioso enero

Una jujeña, un francés y un chileno cantan al verano.

 

YEDELMIRA ROSARIO VILTES

 

Yedelmira Rosario Viltes, poeta, docente y escritora nacida en Ledesma. Es Miembro fundador del Grupo GRADA de Ldor. Gral. San Martín.

Ella ama el suelo en donde nació y ansía el verano que le llena el alma de mariposas amarillas.

 

 

El árbol del jardín

se quedó con el oro

del  verano

duerme el otoño

con los brazos extendidos.

 

El árbol del jardín

no  tiene pájaros.

 

Sueña

        mariposas

                  amarillas.

 

De Poemas II- Cartilla “Con mil ojos amarillos”

 

* *

 

ARTHUR RIMBAUD

 

“…Iré, cuando la tarde cante, azul, en verano,…”

 

Arthur Rimbaud, poeta francés,1854-1891, uno de los máximos representantes del simbolismo, tendencia literaria de la segunda mitad del siglo XIX que señala el inicio de la lírica contemporánea. A pesar de su efímera carrera literaria, escribió su último libro a los veinte años, la importancia de su obra es equiparable a la de los otros grandes nombres de esta corriente: Charles Baudelaire, Stéphane Mallarmé y Paul Verlaine, poeta este último con quien mantuvo una atormentada relación.

En el siguiente poema canta líricamente al verano:

 

SENSACIÓN

 

Iré, cuando la tarde cante, azul, en verano,

herido por el trigo, a pisar la pradera;

soñador, sentiré su frescor en mis plantas

y dejaré que el viento me bañe la cabeza.

 

Sin hablar, sin pensar, iré por los senderos:

pero el amor sin límites me crecerá en el alma.

Me iré lejos, dichoso, como con una chica,

por los campos, tan lejos como el gitano vaga.

 

**

PABLO NERUDA

 

 

“…sol de la sed

andando

por la arena,

verano…”

 

Pablo Neruda, poeta chileno, 1904- 1973 considerado entre los mejores y más influyentes artistas de su siglo. Comenzó muy pronto a escribir poesía y en 1921 publicó La canción de la fiesta, su primer poema, con el seudónimo de Pablo Neruda, en homenaje al poeta checo Jan Neruda, nombre que mantuvo a partir de entonces y que legalizó en 1946. sEl 21 de octubre de 1971 Pablo Neruda recibe el mayor reconocimiento que puede obtener un escritor dentro de los certámenes literarios, el Premio Nobel de Literatura.

El siguiente poema recoge las manifestaciones de calor, luz, susurros, verde del verano, al que alaba.

 

ODA AL VERANO

 

Verano, violín rojo,

nube clara,

un zumbido

de sierra

o de cigarra

te precede,

el cielo

abovedado,

liso, luciente como

un ojo,

y bajo su mirada,

verano,

pez del cielo

infinito,

élitro lisonjero,

perezoso

letargo

barriguita

de abeja,

sol endiablado,

sol terrible y paterno,

sudoroso

como un buey trabajando,

sol seco

en la cabeza

como un inesperado

garrotoazo,

sol de la sed

andando

por la arena,

verano,

mar desierto,

el minero

de azufre

se llena

se llena

de sudor amarillo,

el aviador

recorre

rayo a rayo

el sol celeste,

sudor

negro

resbala

de la frente

a los ojos

en la mina

de Lota,

el minero

se restriega

la frente

negra,

arden

las sementeras,

cruje

el trigo,

insectos

azules

buscan

sombra,

tocan

la frescura,

sumergen

la cabeza

en un diamante.

 

Oh verano

abundante,

carro

de

manzanas

maduras,

boca

de fresa

en la verdura, labios

de ciruela salvaje,

caminos

de suave polvo

encima del polvo,

mediodía,

tambor

de cobre rojo,

y en la tarde

descansa

el fuego,

el aire

hace bailar

el trébol, entra

en la usina desierta,

sube

una estrella

fresca

por el cielo

sombrío,

crepita

sin quemarse

la noche

del verano.

Cargando ...

Compartí tu opinión