Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Saludarte

G20: Cómo monitorea su glucosa la Primera Ministra del Reino Unido

Theresa May, una de las mujeres más importante de la política internacional, vive con diabetes y controla sus niveles de glucemia con un dispositivo diminuto, similar a un botón,  que se coloca en el brazo. En nuestro país, esta tecnología está disponible desde mediados de 2017, pero restringida a quienes pueden pagarla de su bolsillo, porque la ley de diabetes que se acaba de actualizar no contempla su cobertura.

Si durante su visita a la Argentina para participar de la cumbre del G20, la Primera Ministra británica, Theresa May, luce sus brazos al descubierto, se verá que tiene colocado lo que aparenta ser un pequeño botón blanco. Éste es en realidad un dispositivo de última generación para medir niveles de glucosa en niños y adultos con diabetes.

No te lo pierdas:  Es difícil mantener una alimentación saludable en el hogar

Según lo que ella misma ha confirmado públicamente, fue diagnosticada con diabetes tipo 1 en 2012, por lo que debe monitorear sus niveles de glucosa múltiples veces al día para lograr un manejo adecuado de la diabetes. Este sistema les permite a las personas con diabetes contar con una alternativa simple y cómoda para monitorear su glucosa, como alternativa a realizarse punciones en los dedos varias veces al día.

Esta novedosa herramienta está disponible en nuestro país desde mediados de 2017 y contribuye a un mejor control de la diabetes, enfermedad con carácter epidémico, que afecta a 1 de cada 10 adultos en Argentina.

“Este dispositivo simplifica enormemente el control de la glucosa y tiene otros beneficios muy importantes, que no tiene ningún otro equipo, como marcar la tendencia de la glucosa, es decir, si está en ascenso o descenso. Es información muy valiosa para tomar decisiones todo el tiempo y lograr el mejor control posible de la diabetes”, sostuvo la Sra. Adriana Angelina, paciente y presidente de la Asociación Civil de Diabetes Argentina (ADA).

Sin embargo, y aunque se usa en muchos países del mundo, en Argentina su uso queda restringido a quienes tienen la posibilidad de cubrirlo por su cuenta, dado que no es contemplado por la mayoría de las obras sociales, prepagas o el sistema público. Los pacientes sin los recursos necesarios deben conformarse con las alternativas anteriores, lo que no es justo”, agregó la Sra. Angelina.

Leé también: Falta de conocimientos y poco uso de anticonceptivos en adolescentes

El sistema se compone de un sensor y un lector. El sensor, que se ubica en la parte posterior del antebrazo, tiene aproximadamente el tamaño de una moneda de dos pesos, y, minuto a minuto, mide la glucosa en líquido intersticial mediante un pequeño filamento que se encuentra colocado justo debajo de la piel. El lector se utiliza para escanear el sensor. Con cada escaneo se puede ver el valor actual de glucosa, un historial de las últimas 8 horas y una flecha de tendencia.

Cargando ...