Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

letras

Personajes desconocidos, tercera parte

Recuperemos a algunos personajes, en las voces de Raúl Galán y Gustavo "Cuchi" Leguizamón.

Cuántos personajes hemos vivenciado, conocido, gracias a la mirada amable y singular de los escritores. Quedaron tatuados en nuestras mentes esos textos literarios que supieron rescatarlos del olvido. Anónimos algunos, otros señalados por algunas características físicas, mentales o por actos que los elevaron de su contexto, de su gente por sus cualidades humanas. Algunos, se constituyeron en recuerdos de nuestros miedos, disparadores de castigos. Tantos sortearon los senderos de la vida, calles arriba, calles abajo, con sus soledades o pesadez… Pero vivieron, viven en cualquier lugar… selva, barrio ciudad, en el campo, en la puna, en los ingenios y en el corazón.

 

* *

 

RAÚL GALÁN

 

 

Se habló, se habla del colla que vive en ásperas y difíciles zonas, pero en el contexto que le pertenece. Otros, tienen la necesidad de trabajar fuera de él y marchan a trabajos en otras zonas.

En este caso, el yo lírico del poeta se duele del colla trasplantado por la dura realidad, ese hombre nostálgico que sueña con su pago, sus estrellas, su gente, y un día muere lejos, ante la indiferencia de los capataces para quienes son, simplemente, un vale sin servicio.

Raúl Galán, poeta jujeño nacido en Ledesma sabe muy bien de este tema y lo denuncia en un sentido y valiente poema.

 

Foto: Colla y caña de azúcar.

 

 

COLLA MUERTO EN EL INGENIO 

 

Apenas se durmieron los cebiles 

y la noche derramó sus brujerías 

y ya lo están llorando los candiles. 

 

Que bajen a rezar las Tres Marías 

y que el ángel Fidel que lo guardaba 

le cante las mejores letanías. 

 

No era más que un cardón que caminaba, 

no era más que un cardón con sus espinas 

y la flor milagrosa que lo honraba. 

 

Pero, con él las tardes campesinas 

conocieron la melga y las majadas 

y eran las estrellas sus vecinas. 

 

Largo tiempo soñó con las quebradas 

cuando luego las fábricas del llano 

molieron sus fatigas y jornadas. 

 

Por amigo del cerro tan lejano 

lo acompañaban siempre sus ayeres 

y llevaba el silencio de la mano. 

 

¡Ay, qué exiliado está de sus quehaceres, 

tan gravemente muerto y de cuidado, 

sin flores y sin llanto de mujeres! 

 

Se murió sin querer, casi forzado, 

¡y vino el capataz rompiendo vales 

a dejarlo cesante por finado! 

 

¡Cómo lo han de llorar los carnavales! 

Lo extrañarán a fondo sus quebradas 

y las carpas de diez cañaverales. 

 

¿Qué remotas, qué cándidas majadas, 

cuidarán sus afanes pastoriles 

en las altas y azules hondonadas? 

 

Pero ya se durmieron los cebiles 

y en la negra capilla del boliche 

sollozan, tartamudos, los candiles. 

 

Mientras muelen su sombra en el trapiche. 

 

De “Carne de tierra” (1952)

 

Raúl Galán nació un 23 de octubre de 1913 en Ledesma, Jujuy. Poeta, escritor, periodista y docente. Obtuvo el título de profesor de Letras en la Universidad Nacional de Tucumán. Formó parte del grupo "La Carpa", cuyo manifiesto redactó. Su obra lírica se caracteriza por la presencia del paisaje y el hombre norteño en la vida cotidiana. entre la que destacan: "Carne de tierra", "Se me ha perdido una niña", "Huerto", "Ahora o nunca", "Canto a Jujuy",  "Canción para seducir a un ángel". Falleció en un accidente automovilístico en la localidad bonaerense de Baradero el 15 de enero de 1963.

 

* * *

 

GUSTAVO "CUCHI" LEGUIZAMÓN 

 

La siguiente zamba universalizó la figura de las lavanderas en el río.  El Cuchi estaba ligado a los poetas y la cultura de Jujuy como lo demuestra el texto. Con bellas imágenes y una melodía envidiable inmortaliza su figura en nuestro Río Chico.

Ellas supieron con su trabajo y alegría ser musas inspiradoras para los artistas: poetas, músicos, plásticos, escultores.

 

    

LAVANDERAS  DE  RIO  CHICO

 

Desde lejos se las ve, 
sentadas en la arena 
lavando ropa en el río. 
Pueblo duro en ademán, 
con la carga en la cabeza 
vienen cantando y se van.

Bajo el puente hay un rumor, 
y un humo de poleo 
perfuma el aire y el cielo. 
La pava bulle feliz 
y a la espera de los mates 
interrumpen su trajín.


Lavandera,  
quiero cantarte con mi guitarra, 
entregar mi voz 
a tu limpio corazón. 
Déjame llevar tu ropa 
del Río Chico hasta la zamba 
donde vivimos los dos.

 

Letra y música: Gustavo "Cuchi" Leguizamón

 

 

Hablar de Gustavo "Cuchi" Leguizamón, es hablar de la cultura musical popular de Salta. Autor de las zambas más famosas que representan a la música mencionada, como compositor contribuyó con su talento y su expresión al acervo cultural salteño. Sus obras son características por su armonía y ritmo por su riqueza melódica, su temática musical. Escribió entre otras: "Zamba del Pañuelo", "Zamba del Mar", "Zamba del Panza Verde" con Jaime Dávalos, "Chacarera del Expediente", "Carnavalito del Duende", "Zamba Argamonte" con Manuel J. Castilla, "Zamba para la Viuda" con Miguel Ángel Pérez, "Bajo el azote del Sol".
Ganó numerosos premios por su labor artística: Premio SADAIC, Premio Fondo Nacional de la Artes. Compuso una obra que Virtú Maragno estrenó con la Orquesta Sinfónica de Santa Fe: es su "Preludio y Jadeo". Compuso la música para la película La Redada - 1997 dirigida por Rolando Pardo) en la que además interpreta como actor a "Picaflor".
Había nacido en Salta el 29 de septiembre de 1917.  Falleció en Salta el 27 de septiembre de 2000 a las 16:30 aproximadamente, dos días antes de que pudiera cumplir los 83 años de edad.

Cargando ...

Compartí tu opinión