Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

LETRAS

Poemas de otoño, segunda parte

En esta ocasión compartimos poemas de Marisol Rosario Alcaraz y Ezequiel Villarroel.

Marisol Rosario Alcaraz

marisol-alcaraz_7912.jpg

 

Marisol pertenece a una juventud jujeña, de San Pedro, comprometida con la vida, con el arte, con el trabajo, como lo demuestran sus haceres cotidianos. No la conocemos personalmente pero sí, a través de la palabra, esa que se lanza como un misil y llega a la mente y al corazón con un tono dialógico y confidente. La Feria del libro será el lugar ideal de encuentro con la poeta.

 

me sale una aureola azul cada vez que te proyecto en mis ojos. las diapositivas se van refractando entre la información de mi cuerpo. sonás al ayer de donde vengo y al que debo volver. sos como la película de tono nostálgico que pongo cada vez que no resisto la rutina, la caída de las hojas, la mala intención, la continua lluvia.

 

*  *

 

 

el líquido que me moja

se hace cristal en la ropa

y en los dedos.

una lámina transparente,

pegajosa,

que deja entrar

tus ideas y las hace

gritos

ardor,

nos adhiere, lava

e inmuniza.

 

Marisol Rosario Alcaraz (05/05/1992) nació en San Pedro de Jujuy. Docente de Lengua y Literatura. Estudiante de Lic. en Ciencias de la Educación en la Facultad de Humanidades de Jujuy, y de la Tecnicatura en Pintura en la escuela Polivalente de Arte de San Pedro de Jujuy. Presidenta de la Biblioteca Popular Domingo F. Sarmiento de San Pedro. Feminista. Publicó en el año 2017 en la Antología Internacional Vol. 1 “Autor” del grupo independiente “Hago Cosas” de España.

 

* *

 

EZEQUIEL VILLARROEL

 

Ezequiel Villarroel, joven plástico, conductor de un programa radial, esencialmente poeta que trabaja por las letras y la cultura, nos sorprende con su mirada poética y comprometida al mismo tiempo por la tierra, por el medio ambiente, por la gente y sus sentimientos. Nos dirá su poesía en la Feria del libro de Jujuy.

 

HÁBITAT

 

Un pájaro, que ya no existe se posaba todo el día

en la cabeza de un poeta.

Usaba su pelo como nido.

Adentro del poeta se encontraba un bosque

se encontraban leñadores que

también eran poetas.

Talaban los árboles para escribir rabiosamente

deforestando el mundo, gastando papeles, todo el tiempo.

Una vez también vi un barco en los ojos del poeta

mejor dicho, vi un río adentro del poeta

con sus pescadores que miraban la luna

o el reflejo de la luna.

Ninguno tenía familia

y trabajaban por su dignidad más que para ganarse la vida

como el escritor que se obsesiona todo el tiempo, escribiendo

construyendo barcos que algún día zarparán de su cansado puerto

hacia otro lugar, otros presentes

donde los árboles no sean sacrificados, nunca.

donde la poesía no sea la única salida al mar.

 

*  *

 

TEMPORAL

 

Un día mi compañera recordó el pasado

en la hora en que la soledad pega más fuerte.

Como un pronóstico impredecible

pude ver en sus ojos la calma, el diluvio, la tempestad

la vorágine que hundía un barco.

Su pasado era enorme

ella misma era en ese instante un pasado

y era un barco

una bestia de mar furiosa

cantándole a los de su misma especie

sin ser correspondida.

Después, se transformaba en ella misma

y lloraba en un desierto de mi hombro

hasta humedecerlo por completo

y mis animales ya no tenían sed.

 

Ezequiel Villarroel nació en San Salvador de Jujuy en 1983. Publicó los libros de poesía “Analogía”, 2005; “La hora de la siesta”, 2006; “NAND (no alcanzó el nivel deseado)”, 2009; “Al menos no está lloviendo”, 2013; “Libro de lluvia”, Premio provincial de Poesía Néstor Groppa, 2015, “Poemas de la independencia” primera mención de honor en el Certamen del Bicentenario Tucumán, 2016 y “Mi perro y yo estamos renegando”, 2017.

 

Cargando ...

Compartí tu opinión