Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Política

Crece la irritación por el parate de la Legislatura

Los diputados provinciales llevan cuatro semanas sin sesionar y las reuniones en las comisiones fueron escasas en el último mes; una interna peronista por una banca en juego inició el “receso” con ayuda del oficialismo, mientras las críticas hacia los legisladores se replican en redes sociales.

La última sesión en la Legislatura de Jujuy data del jueves 3 de mayo. En el orden del día de aquella jornada no figuraba ninguna ley para ser tratada, y sólo se contaban 12 proyectos de declaración de menor trascendencia. 

Quedó pendiente, por ejemplo, el tratamiento del polémico proyecto para instaurar el cobro de un seguro para los extranjeros sin residencia en la provincia que busquen atención médica en los hospitales públicos.

Además, la inactividad de los diputados se da en medio de un contexto complejo para el país por la crisis de las finanzas a raíz del pronunciado déficit de las cuentas públicas. 

Los operadores dentro de la Casa de Piedra – como se conoce al edificio de la Legislatura de Jujuy – aseguran que los motivos del improvisado receso tiene mucho que ver con la interna que existe en el seno del peronismo, a raíz de la banca que dejó vacante el intendente de Perico, Rolando Ficoseco, luego de ser electo en las últimas elecciones. 

Dos sectores, uno que responde al diputado Rubén Rivarola y otro al ex vicegobernador Guillermo Jenefes, se disputan ese escaño, en medio de negociaciones reservadas con el oficialismo, dueño del quorum. 

En ese contexto se completarán cuatro semanas con actividad parlamentaria prácticamente nula, pese a algunas actividades protocolares y esporádicas reuniones de comisión. 

El frente de izquierda denunció que la inactividad es escandalosa y pidió que se realice una sesión especial para tratar la discusión por las tarifas. Además proponen un pronunciamiento en contra de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional y, en al ámbito local, un pedido de interpelación al ministro de Desarrollo Humano, Juan Carlos Abud Robles por la cuestionada venta del Ingenio La Esperanza.

Por el lado del oficialismo no hay una agenda legislativa expresa. Tampoco en el peronismo, principal fuerza opositora. 

En ese marco, las críticas se replican en las redes sociales. Las repercusiones negativas apuntan a las elevadas dietas que perciben los representantes del pueblo, que contrastan con el servicio que brindan. 

 

Cargando ...

Compartí tu opinión