Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

zoonosis

Por mes se hacen cerca de 500 castraciones sólo en San Salvador

Lo manifestó el director de Zoonosis del municipio capitalino, Ricardo Hueda. Hasta el momento las castraciones constituyen la única medida de control sobre la población canina y felina.

El pasado mes de noviembre se sancionó la Ordenanza Municipal Nº 7089/17, que regula la tenencia permanente o temporaria, circulación y/o crianza de animales domésticos.

A través de la Dirección de Zoonosis, el municipio se compromete a realizar el control de la población de animales domésticos mediante la castración o esterilización quirúrgica incluyendo campañas de información sobre vacunación, desparasitación y la tenencia responsable de mascotas.

En ese sentido dialogamos con el director de Zoonosis del municipio, Ricardo Hueda, para consultar al avance que hubo en lo que va del año. 

"El quirófano móvil castra aproximadamente diez animales por salida. Estamos cercanos a los 450 a 500 animales por mes. Esa es una nómina mensual que se hace contando el quirófano del edificio 9 de julio, el quirófano móvil y el quirófano fijo en Alto Comedero".

Si bien hoy en día hay más facilidades para llevar las mascotas a castrar, mucha gente no lo hace y es en los barrios de la periferia donde más se ven animales abandonados y en pésimas condiciones.

"El tema fundamental depende de cada una de las personas respecto al cuidado de sus animales. Nosotros lo que tratamos de hacer es asistir a la comunidad llegando a centros vecinales o a escuelas, a fin de instruir a los chicos. Hay que hacer un trabajo inmenso de educación".

En este punto hay una coincidencia con lo que manifiestan las protectoras de animales, quienes piden que en la escuela se vean contenidos específicos de tenencia responsable, además de que instaron a las autoridades a implementar un registro de mascotas.

En la ordenanza recientemente aprobada uno de los artículos contempla la creación de un registro pero sólo para aquellos animales "de manejo especial" (RPME), es decir para "aquellos perros que por su carácter agresivo, potencia mandibular o musculatura puedan causar daños serios a personas u otros animales o a propiedades particulares".

El registro todavía no se ha creado, pero Hueda manifestó que se encuentran llevando sugerencias al Concejo Deliberante a fin de que se adopten las medidas para iniciar con el registro.

“La gente puede tener el perro que quiera, pero tiene  propender a conseguir animales que tengan una mejor adaptabilidad en la convivencia con otros seres humanos en un lugar urbano, tienen que tener un carácter respetuoso de la voluntad del propietario. Por lo menos”.

La solución es un tanto parcial a un problema más serio que tiene que ver con la crianza y el comercio de perros potencialmente peligrosos. A su vez, el registro no sólo debería contemplar a este tipo de animales sino a todos.

Una buena iniciativa sería, por ejemplo, promover la adopción responsable y controlar a los criadores de perros de raza.

Existe un proyecto a nivel provincial que fue impulsado por la diputada Luna Murrillo y que trata sobre estos temas, pero la realidad es que sancionar leyes y ordenanzas no sirven de nada si no se aplican otras políticas que sean para dar a conocer al común de la gente cuáles son sus obligaciones para con sus animales.

Cargando ...

Compartí tu opinión