Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

sociedad

Crece la presencia de “merenderos” en Jujuy

Son gestionados por la organización Barrios de Pie, que emergió tras el declive de la Tupac Amaru; desde diciembre de 2017 funcionan doce en Capital y el interior y asisten casi 400 chicos; sus responsables cobran un plan social y piden presupuesto al estado.

Lo ideal versus lo real. 

El gobierno busca eliminar el clientelismoy los intermediarios en la ayuda social institucionalizada y llegar con la asistencia en forma directa a los beneficiarios, la población más vulnerable de la sociedad. 

Sin embargo, las organizaciones sociales aseguran que ese objetivo, si bien es correcto, aún no está aceitado de manera acabada y deja una cantidad importante de gente sin asistir, que ellos contienen. 

A grandes rasgos, esa es la discusión que tiene lugar hoy entre el estado y las organizaciones que gestionan asistencia en los barrios más carenciados de San Salvador de Jujuy y las localidades del interior de Jujuy. 
Barrios de Pie, conocida en todo el país, existe en Jujuy desde el año 2005. A la sombra de la organización Tupac Amaru hasta 2015, desde hace dos años que comenzó a extender su red de asistencia en distintos sitios de la provincia. 

Sus delegados se organizan para regentear distintos merenderos que alimentan los días viernes y sábados a más de 380 chicos. Reciben un plan social de 4.500 pesos y sostienen la ayuda con su propio bolsillo. 

Los merenderos actualmente funcionan en doce barrios: tres en Alto Comedero, dos en el Ceibal, y uno en Luján, Cuyaya, Coronel Arias, Humahuaca, El Carmen y San Pedro. 

A través de la presentación de proyecto, buscan que el gobierno les asigne un presupuesto para poder costear y ampliar su red de asistencia, pero no han tenido una devolución por parte del ministerio de desarrollo humano hasta hoy, según lo que aseguran. 

Mediante el Plan Social Nutricional, la cartera asegura que la asistencia es directa en toda la familia, con la premisa de “que los chicos coman en la casa”. 

Se trata de la entrega de una caja alimentaria con artículos de la canasta básica, que se suman a un plan social. 

Sin embargo las organizaciones sostienen que, a pesar de coincidir con la política que busca implementar el estado, el mecanismo no está lo suficientemente aceitado como para cubrir a la totalidad de gente que precisa de la ayuda. 

“Si no estuviéramos nosotros los chicos paran en la calle”, afirma José Chocobar, titular de la organización Barrios de Pie en Jujuy. 

El ministerio de desarrollo humano maneja hoy alrededor de 80 mil planes sociales, según lo que reconocen en off las autoridades de la cartera. 

Las historias personales de los chicos que asisten a los merenderos son fuertes. Desde violencia familiar y adicciones hasta dramas de salud. 

Todos ellos son los que confluyen en el merendero. 

Los delegados de la organización sostienen que desde su puesta en funcionamiento, en el mes de diciembre último, la concurrencia no ha parado de crecer. También asisten adultos mayores. 

Aseguran  que pueden funcionar a pleno recién hoy, luego del declive de la organización Tupac Amaru que monopolizó la ayuda social durante una década. 

En la semana, sus responsables cursaron una nota a la ministra de desarrollo humano Ada Galfré con el objetivo de obtener asistencia. Aguardan una respuesta, aunque son conscientes de que la política estatal busca sacarlos del medio. 

 

 

Cargando ...

Compartí tu opinión