Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Política

Pacto Fiscal: cómo quedan las finanzas de Jujuy

Tras el anuncio oficial en Casa Rosada, tendrá lugar un nuevo acuerdo entre el estado nacional y las provincias – a excepción de San Luis – para distribuir de una forma distinta los recursos del país; cómo hará Jujuy para compensar la posible disminución de los recursos.

Es el tercer pacto fiscal en el último cuarto de siglo. 

Entre 1992 y 1993 se establecieron acuerdos federales para redistribuir los recursos del país. 25 años después, el gobierno encabezado por el presidente Mauricio Macri avanza en el mismo sentido con los gobernadores de 23 provincias, con la excepción de San Luis, gobernada por los hermanos Rodriguez Saa, enemistados políticamente con Cambiemos. 

El nuevo Pacto Fiscal establece, entre una serie de cambios en la política impositiva y del sistema previsional, una disminución en el cobro de impuestos provinciales, lo que redundará en menos recaudación y a su vez una fuente de ingresos menor para distribuir en los distritos del país. 

Sin embargo, un complejo esquema de reacomodamiento de todos los recursos hará que la pérdida de ingresos sea compensada con varias alternativas. 

Para ello, los gobernadores y el estado nacional debieron ceder en determinados puntos. 

Uno de ellos son las 56 demandas judiciales que las provincias habían entablado en la Corte Suprema de Justicia de la Nación, reclamando deudas por una distribución ilegal de la coparticipación que se ejerció de hecho durante las últimas dos décadas. 

En el caso de Jujuy, esto representaba un monto aproximado a los 15 mil millones de pesos. 

Habiendo suscripto el pacto fiscal, el gobernador Gerardo Morales desistió de ese reclamo judicial. 

Para compensar esta pérdida, el estado nacional pondrá a disposición un bono a partir de 2018 que financiará los números en rojo de todas las provincias. Se da por descontado que Jujuy utilizará esa herramienta para tapar sus baches fiscales.

Además se derogó el artículo 104 de la ley del impuesto a las ganancias. Esta norma retenía un importante porcentaje de lo recaudado por este tributo para destinarlo a ANSES y otros ítems. Eliminado, representa una suma de fondos frescos que se coparticiparán entre las provincias. No obstante, la provincia de Buenos Aires incrementará en forma considerable sus recursos en los próximos dos años. 

La otra gran fuente de recursos para las provincias será la austeridad. El pacto fiscal implica la aprobación de la denominada Ley de Responsabilidad Fiscal. A través de esta norma las provincias se comprometen a ajustar los gastos del estado. 

Allí, lo que el acuerdo busca eliminar es el gasto que genera la actividad política a través de contrataciones y erogaciones que no tienen que ver con las necesidades del estado si no con la financiación de concesiones que los partidos realizan para sostenerse en el poder. 

De acuerdo a los cálculos que anticiparon en la previa los funcionarios provinciales, la estructura de recursos locales no sufrirá grandes cambios. 

“El gran objetivo es establecer parámetros para bajar la presión fiscal y que esto redunde en más producción y trabajo, es uno de los capítulos centrales”, dijo Gerardo Morales en la conferencia de prensa posterior a la firma del pacto.

El presidente Mauricio Macri les reconoció a los gobernadores haber llevado adelante este trabajo durante semanas, en una negociación que reconoció que fue incómoda. 

“Poner reglas claras, ser previsibles, construye futuro. Ahora, esto que estamos firmando se tiene que cumplir”, advirtió el primer mandatario del país. 

Los resultados de este gran acuerdo están por verse. 

 

 

Cargando ...

Compartí tu opinión