Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Elecciones 2017

Última semana de una campaña sin ideas

Los candidatos a ocupar bancas en el Congreso, la Legislatura y los Concejos Deliberantes llegan a sus últimos cuatro días de proselitismo con muchos slogans, jingles anacrónicos y sonrisas de ocasión, pero escasos debates de fondo. Marketing político vs. propuestas.

El domingo 22 de octubre la ciudadanía tendrá la obligación de concurrir a las urnas para elegir a los dirigentes políticos que ocuparán las 3 bancas disponibles para representar a Jujuy en el Senado de la Nación, al igual que los 3 nuevos diputados nacionales, los 24 diputados provinciales que ingresarán a la Legislatura y, en el plano municipal, a quienes serán los concejales y vocales de los municipios y comisiones municipales.

Todos estos legisladores, en el nivel que sea, serán representantes del pueblo y su trabajo es proponer y sancionar leyes y ordenanzas que regulen el funcionamiento de la vida en sociedad y ataquen problemáticas cotidianas. 

El aumento en el costo de vida, el desempleo, la inseguridad, las adicciones o la violencia de género, suelen ser algunos de los temas crónicos que aparecen entre las preocupaciones de la ciudadanía ante cada sondeo de opinión. 

A cuatro días de que comience la veda electoral puede decirse que en general los candidatos no se han mostrado especialmente preocupados por informar a los electores qué proyectos de ley u ordenanza han elaborado junto a los equipos técnicos que se supone deberán acompañarlos, a fin de atacar un problema específico que afecte a las personas que aspiran representar. 

En Jujuy, el próximo domingo competirán cuatro frentes electorales, siete partidos provinciales y nueve partidos municipales. 

En dos alianzas, además, habrá colectoras que multiplicarán el número de los candidatos.

En general la dirigencia local ha elegido volcar en los espacios en los que se presentan ante la sociedad, slogans y frases que apelan a la emotividad o al planteo general de problemas que es necesario solucionar. 

En los spots que garantiza la Dirección Nacional Electoral se observan presentaciones en sociedad acompañadas de ritmos musicales en algunos casos sobrios y en otros bizarros. 

La referencia al “cambio”, o a la “defensa de los intereses” forma parte de las generalidades que se enuncian. 

Las unidades de transporte urbano muestran rostros sonrientes y slogans sin demasiada creatividad. 

Las apariciones en los medios de comunicación dejan declaraciones que suelen apelar a lugares comunes. 

Cada candidato parece haber confiado en la estructura que lo contiene antes que en el vuelo propio. 

Escasearon visiones estratégicas sobre temas elementales de la política local, o análisis inteligentes del contexto que rodea a la provincia de Jujuy. 

Para abordar estos temas es necesario formación, trayectoria y entrenamiento previo de cuadros técnicos multidisciplinarios que para el trabajo en las cámaras legislativas es esencial. Los candidatos no han demostrado contar con esas virtudes. 

El marketing político se ha materializado en la última campaña como una batería de productos que le da más importancia a formas clásicas y repetidas antes que al contenido. 

Ese marco da como resultado una campaña mediocre, con una oferta electoral que mercería el mismo calificativo. 

Cargando ...

Compartí tu opinión