Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Educación

Paro polémico: baja adhesión de los docentes

En Capital la adhesión a la medida de fuerza impulsada por los sindicatos no superó el 50%, mientras que en el interior el porcentaje sube, y alcanza el 80% en ciudades como San Pedro; los porteros también paran.

Los docentes de Jujuy llevan adelante hoy y mañana una medida de fuerza con un nivel de acatamiento dispar. 

Mientras en la capital el acatamiento fue bajo y no superó el 50% en el mayor de los casos, en el interior el porcentaje de adhesión a la huelga fue mayor, y alcanzó el 80% en localidades como San Pedro o en las regiones de quebrada y puna. 

Además, el paro de porteros y personal de servicios, impulsado por ATE, contribuyó a que la jornada sea atípica en los establecimientos educativos de la provincia. 

La respuesta divida del personal docente a la convocatoria promovida por los gremios muestra el nivel de división que generan las decisiones de las cúpulas gremiales, con una metodología que la sociedad critica cada vez con mayor notoriedad. 

Además, la decisión del gobierno de descontar los días de huelga en forma efectiva atenúa los niveles de adhesión. 

En los días previos al paro, la conducción sindical y los funcionarios provinciales se enredaron en una discusión técnico/legal sobre si cabían sanciones a los gremios por la realización de medidas de fuerza, en medio de una negociación paritaria que continúa abierta desde la primera mitad del año y un llamado a conciliación obligatoria vigente. 

ADEP, en representación de los docentes de nivel primario, fue el más combativo respecto de este punto: el gremio buscó la forma de poder llevar adelante la medida de fuerza pese a las advertencias legales del ministerio de trabajo. 

La discusión no llegó a buen puerto y cada parte se mantuvo en su postura. 

El debate de fondo es por el porcentaje de incremento salarial: con un aumento sostenido del costo de vida, los docentes sostienen que negociar nuevamente los porcentajes de recomposición del salario es urgente. 

El gobierno, en tanto, busca postergar una eventual mesa de negociaciones para después de las elecciones, algo que los sindicatos consideran incomprensible: la campaña política no puede anteponerse a las necesidades de los trabajadores, aseguran. 

En ese marco se lleva adelante un nuevo paro docente en Jujuy, con educadores que están de acuerdo en la necesidad de pelear por un mejor salario, pero que en muchos casos cuestionan la metodología y el proceder de sus dirigentes sindicales. 

 

 

Cargando ...

Compartí tu opinión