Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Jujuy

Salustriana Gerónimo, la quiaqueña mediática

Salustriana Gerónimo tiene un corazón de hierro, pero todavía mantiene su inocencia de mujer del campo y de la puna. Es sincera al hablar y no teme decir la verdad, según se confiesa ella misma.

Con esa sinceridad le habló a la Presidenta de los argentinos, Cristina Fernández de Kirchner y le confesó que no le gustaría hablar del subte porque en la Puna hay otras necesidades “A mí no me interesaba tanto (hablar de los subtes de Buenos Aires), acá no llega ni una ruta, un subte menos” dijo en esa oportunidad.

Fue durante el acto de inauguración del Gasoducto Binacional Puna, el pasado 7 de marzo, por teleconferencia, desde Abra Pampa, donde se encontraba junto con el gobernador de la provincia Eduardo Fellner y autoridades locales.

La Quiaca queda a 1.987 kilómetros del Obelisco porteño. Y no es un detalle, porque la Presidenta luego de hablar con el gobernador Fellner pidió hablar con una mujer que se mostraba con su sombrerito de chola y su poncho rojo, era Salustriana Gerónimo.

Cristina se refirió al subterráneo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que el gobierno de Macri recibía en ese momento como un medio de transporte tantas veces reclamado. Hizo referencia que “en el Congreso Nacional veremos un interesante duelo ideológico acerca de los roles de cada representante del pueblo”.

Por entonces, Salustriana no entendía nada de qué se trataba, que había un tren que circula bajo la tierra cerca del Río de la Plata al cual  nunca subió, porque vive ancestralmente en un mundo totalmente diferente, rodeado de una agreste Puna.

Salustriana apareció hace dos semanas en el programa que conduce el periodista Jurge Lanata, como parte de un informe sobre los “extras del relato”, personas que aparecen dialogando con la jefa de Estado en sus videoconferencias con el interior del país.

Pero en realidad fue víctima de la audacia porteña, a partir del raid periodístico realizado desde la Capital Federal y  armado por la producción de ese programa, contando una historia totalmente diferente a su realidad y pensamientos.

A partir de entonces quedó como una mujer crítica al proyecto del Kirchnerismo, a pesar de confesarse como “peronista”.

En diálogo con Radio2, Salustriana luego de varios intentos fallidos para comunicarse con ella, pudo decir su verdad y  contó cómo se tejió la trama “Lanata” y lo mal que hoy se siente luego de que hace dos domingos  sentía que su orgullo era lastimado por un grupo de periodistas que contaron otra historia.

“La historia fue en el caminar de todos los días; yo camino las calles, por allí estoy en el trabajo y en el campo, porque mi trabajo no solamente lo tengo en la ciudad. Nosotros aquí en la puna, generalmente está el respeto al trabajo y lo tenemos también en el campo como en la ciudad” aclaró la mujer iniciando su relato.

“De casualidad un día me estaba yendo al campo y me encuentro con tres personas jóvenes que iban en una camioneta gris, dos varones y una mujer. Y me dicen “justo la andábamos buscando a usted y le queríamos hacer un reportaje, queríamos que nos cuente algo de cómo fue su charla con la presidenta o algo así”. Entonces yo le dije “no en este momento me estoy yendo al campo y no voy a tener tiempo” y después me dicen “a dónde va”, yo me estaba yendo a Cerro Colorado un lugar donde nací y me dijeron que “no había problema que iban conmigo”. Entonces me llevaron hasta el campo, y como el lugar donde yo nací es un lugar turístico, filmaron  como para promocionar todas las cosas, buscaron la parte turística, enfocaron todos los lugares turísticos. Luego me dicen “vamos hacer un reportaje de unas cuantas palabras”. Está bien, yo le voy a pedir una sola cosa, yo de política no voy hablar. Porque yo más antes le había pedido una credencial o algo que se identifiquen como periodistas, como medio de comunicación,  pero ellos no tenían nada”.

A esta altura de la nota radial, Salustriana ya anticipaba que toda la producción de Lanata se trataba de una “farsa” y que siempre tuvieron la intensión de sacarle palabras en contra de la Presidenta.

“Nunca se identificaron que era para algún medio. Es más ellos me dijeron que eran un pequeño grupo que recién empezaban, entonces yo le había dicho la segunda palabra que recuerdo bien “no me pregunten de política porque de política no le voy hablar”, entonces me dicen “no no hay problema”. Entonces me empezaron a realizar una serie de preguntas, pero más porque me pareció muy importante a mí”. Destacó.

Consultada acerca de cómo pudo dar información a personas que nunca se identificaron como periodistas, contestó: “Mire, es la primera vez y una experiencia terrible  para mí, por eso es una bronca. Yo siempre hablé para  algún medio o me preguntan en la calle, como yo no tenía nada que esconder, en ese momento sentí un alivio. Pero en ese momento no pensé en es cosas horrorosas que hicieron. La verdad es que uno se siente confiado en el medio y yo confié en ese medio. Pero pasó que el domingo pasado en la noche, difundieron en un canal y un canal que siempre está en contra de la presidenta y esa es la bronca mía, porque me dijeron que estaban a favor de ella” renegó Salustriana con su vago, pero claro vocabulario dando a entender que fue “engañada” por esos periodistas que nunca se identificaron.

¿Quien la contrató o quién le dijo que era la referente para hablar con la presidenta”.

No nadie, nadie me conocía. Yo estaba de casualidad en el acto como una invitada más y alguien me dijo que si podía hablar y yo le dije que sí. Todo el mundo pensó de esa forma, pero yo le dije lo que siento y que soy una persona que nadie me va a venir a ordenar que es lo que tengo que decir o que tengo que hablar. Si lo hago lo hago de corazón y sobre lo que yo sé. A  mí nadie me dijo nada, nadie me dijo lo que tenía que decir; es más le dije así como cualquier otra persona lo que siente, lo que ve, lo que cree” se confesó Salustriana.

En un comentario de internet, alguien consideró a Salustriana como “Heroína de la Quiaca, que encarna con total grandeza, sabiduría, honestidad y tradición patriótica a miles de mujeres que sí, son la reserva de la patria”.
La opinión no está tan desacertada, porque Salustriana además de mujer de campo trabaja en la Municipalidad de La Quiaca y lo hace con orgullo a pesar de no saber bajo qué condición lo hace, como personal permanente, contratado, etc. “No sé decir en que condición estoy, porque como yo soy una mujer de campo, siempre me gustó colaborar en algo. Mas antes trabajaba en otros lugares, también me capacité para trabajar en otro lugar y aquí también” afirmó cuando se le preguntó desde cuándo trabajaba en el municipio quiaqueño.

Salustriana también tuvo palabras de elogios para el Intendente Quiaqueño Dante Velásquez, a quien consideró como un político que camina la calle”.

“Desde el punto de vista mío, todo de diez, porque es un hombre que camina día a día las calles del pueblo; siempre está viendo las necesidades de una u otra manera de la gente de La Quiaca,  cosa que otras personas no hicieron. Yo que siempre viví en La Quiaca, nunca vi tanta asistencia a la gente, muchas veces no en forma personal, pero si a través de su gente, coordinando, trabajando, viendo de solucionar los problemas da la gente”.

De los errores se aprende, confesó y aseguró que esto no se lo va a perdonar a la gente de Lanata. “Por eso siento indignación y vuelvo a decir que es la primera vez que me pasa esto y uno a veces de esos errores aprende y no puedo perdonar a estos tipos, porque no pueden hacer esto. Yo ahora me siento mal, y viendo que puedo hacer con esta gente. Hoy vinieron por mí y capaz que mañana vienen por otra persona”.


Cargando ...