Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Saludarte

Artritis Reumatoidea: buena relación entre médicos y pacientes

La iniciativa ‘HablAR de AR’ consultó a profesionales de la salud y a pacientes sobre aspectos relacionados con el abordaje de la artritis reumatoidea (AR). Si bien a nivel global se observaron algunas deficiencias en la comunicación, en nuestro país, los pacientes manifestaron estar bien informados y participar en las decisiones sobre su tratamiento. Se estima que en Argentina cerca de 400 mil personas viven con esta enfermedad.

Una encuesta mundial, de la que participó la Argentina, sobre la comunicación médico-paciente y el abordaje general de la artritis reumatoidea (AR), mostró que si bien a nivel global se observan importantes deficiencias, los argentinos manifestaron estar bien informados y participar en las decisiones sobre su tratamiento. En efecto, un 92% de los pacientes de nuestro país refirió una buena comunicación con sus médicos, contra un 83% de la población mundial.

La mayoría consultaba a un especialista en reumatología (72%), contra sólo un 50% en la población mundial; un 10% notificó comorbilidades inflamatorias, contra un 25% global, lo que habla de un buen control de la enfermedad en nuestro medio. Y el 85% de los pacientes argentinos se manifestó preocupado por diversos aspectos de la progresión de la enfermedad, contra un 67% en la población mundial.

Los resultados corresponden al trabajo ‘HablAR de AR’ (RA NarRAtive, en inglés), patrocinado por el laboratorio Pfizer, que consultó a 1.736 reumatólogos de 15 países y las conclusiones de un sondeo mundial, lanzado en 2015, del que participaron 3.987 pacientes adultos con AR (en ambos casos incluyendo profesionales y pacientes de la Argentina).

La artritis reumatoidea (AR) es una enfermedad crónica e inflamatoria que provoca una serie de síntomas, como dolor e inflamación de las articulaciones, particularmente en las manos, pies y rodillas. Si bien se desconoce qué la provoca, se sabe que se trata de una patología autoinmune, ya que el sistema inmunológico del paciente con AR confunde los tejidos sanos del cuerpo con tejidos enfermos y los ataca.

Algunas personas tienen mayor riesgo de presentarla, como aquellos que poseen antecedentes de la enfermedad en la familia, los fumadores y las mujeres. Afecta a unos 17,6 millones de personas en el mundo y a 1,6 millones en los Estados Unidos de Norteamérica. Se estima que en la Argentina cerca de 400 mil personas padecen artritis reumatoidea, una enfermedad autoinmune que afecta las articulaciones y suele presentarse entre los 25 y los 50 años en una relación de 3 ó 4 mujeres por cada varón.

Entre otras conclusiones del trabajo, también se evidenciaron algunas diferencias en cuanto a la interacción delos pacientes con los profesionales de la salud: mientras que el 87% de los argentinos informó que recurre a ellos para obtener asesoramiento e información acerca del tratamiento de la AR, solo un 62% de los pacientes mundiales hacía lo propio.

En cuanto al acceso a medicación de última generación, muchos más argentinos recibían fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FARME) que los pacientes globales (69% vs. 38%), aunque respecto de los FARMEs biológicos la proporción era mayor a nivel mundial (18% vs. 14% en los argentinos). El 89% de la subpoblación argentina estaba satisfecha con su medicación para la AR, contra un 78% en la población mundial, y un 86% de nuestros pacientes informó estar tomando la medicación tal como se la prescribieron, frente a un 62% de la encuesta global.

En opinión de la Dra. María Celina de la Vega, médica reumatóloga del Hospital Argerich, integrante por Argentina del Panel Consultivo Mundial de la encuesta, “los resultados nos muestran que afortunadamente la mayoría de los pacientes argentinos con AR suele consultar con un reumatólogo, y que en líneas generales están recibiendo medicaciones efectivas para el control de su enfermedad y con un muy buen nivel de adherencia a los tratamientos. Sin embargo, todavía nos queda un porcentaje de pacientes con los que tenemos que trabajar para mejorar estos parámetros. ‘HablAR de AR’ nos refleja la importancia que tienen una buena relación y un buen diálogo entre médico y paciente”.

Otras de las derivaciones a considerar consistió en que aunque 7 de cada 10 médicos argentinos (68%) afirmaron que remiten a sus pacientes con AR moderada a severa y severa a grupos de apoyo para personas con AR, para que reciban información y asesoría acerca del tratamiento de su enfermedad, apenas 1 de cada 20 pacientes (5%) confía de forma regular en cualquiera de estos tipos de grupos de asesoría, o participa actualmente en un grupo de apoyo o ayuda, mientras que en la población mundial casi 1 de cada 5 pacientes (19%) lo hace regularmente.

“Habiendo en nuestro país numerosos grupos de apoyo para pacientes, es llamativo que un porcentaje tan bajo acuda a estas asociaciones en busca de ayuda. Es importante que sepan que allí encontrarán contención, asesoramiento y que podrán compartir sus experiencias con personas que están pasando por los mismos problemas; juntos podemos ayudarlos a despejar dudas y brindarles el asesoramiento que necesiten”, afirmó Tini Jordán, paciente con artritis reumatoidea, Coordinadora de la Alianza Federal de Asociaciones de Pacientes con AR en Argentina y también miembro del Panel Consultivo Mundial de ‘HablAR de AR’.

La encuesta a nivel global también arrojó diferencias en las percepciones de médicos y pacientes respecto de algunos términos o parámetros de evaluación: cuando se les preguntó acerca del significado de la expresión ‘tratamiento exitoso’, se vio que los médicos se enfocan en lograr la remisión (94%), mientras que los pacientes desean eliminar el dolor (85%) y disminuir la inflamación/hinchazón de las articulaciones (63%).

Es importante recordar que las personas con AR, entre otros síntomas, padecen calor, rigidez, fatiga, hinchazón e intenso dolor, viendo limitadas su movilidad y funcionalidad al punto de no poder realizar actividades cotidianas como vestirse, asearse, levantar una taza llena o cortar la comida. Suelen ver afectada su vida laboral y social y hasta sus relaciones familiares.

“Frente a esta dura situación que les toca vivir, al menos es gratificante ver que la mayoría de los pacientes argentinos tiene acceso a medicaciones efectivas y se muestra satisfecho con las terapias que recibe, presenta una buena adherencia a los tratamientos y mantiene una mejor comunicación con sus médicos que sus pares de otros países. No obstante, siempre hay que seguir trabajando para apoyarlos a que se animen a comunicarse”, sostuvo Tini Jordán.

“Un dato que aparece en el sondeo pero que también vemos diariamente en nuestro consultorio es el empoderamiento del paciente en cuanto al manejo de su situación, participando activamente e informándose en detalle, incluso a través de medios digitales, de todo lo concerniente a su enfermedad y a su tratamiento”, destacó la Dra. de la Vega.

Y agregó: “Las conclusiones de la encuesta ‘Hablar de AR’ sin ninguna duda nos van a ayudar a poner el foco en algunas conductas que pueden perfeccionarse y a generar nuevas herramientas que garanticen el buen diálogo médico-paciente con el objetivo de mejorar el pronóstico de su tratamiento y que pueda tener una mejor calidad de vida”.


 

Cargando ...

Compartí tu opinión