Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Prisión domiciliaria

Jueza de la Corte ratificó que no liberan a Sala

La presidenta del Superior Tribunal de Justicia de Jujuy, Clara Falcone, pidió no confundir a la ciudadanía y aclaró que los jueces de control sólo evalúan la posibilidad de un cambio de lugar de prisión para la líder tupakera, y no su libertad.

Mientras los dos jueces de primera instancia que dictaron prisión preventiva para Milagro Sala, evalúan si acceden al pedido de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y le conceden el beneficio de la prisión domiciliaria, las versiones y el intento por manipular la información en uno u otro sentido son incesantes. 

La defensa de Milagro Sala insistió durante las últimas horas con su interpretación de la resolución otorgada por la CIDH y manifestó que la dirigente debía quedar libre el viernes 11 de agosto. 

Esta conclusión se basa en que el organismo internacional expuso un plazo de 15 días para atender a la resolución de la medida cautelar en la que aborda el caso Sala, emitida el 28 de julio. 

Si bien la CIDH pidió expresamente que se evalúen medios de detención alternativos como la prisión domiciliaria o la pulsera electrónica, en otro párrafo recuerda que el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU pidió su liberación inmediata. 

Esto fue recibido por los abogados de Milagro Sala como un pedido de libertad, que debía cumplirse en el plazo señalado. 

Ante esto, la presidenta del Superior Tribunal de Justicia, Clara Falcone, salió al cruce de las versiones y negó rotundamente que haya plazos fijados por la CIDH. 

“Los plazos no son perentorios. Es una cautelar donde el plazo juega para informar. Los jueces tienen la libertad para decidir si acatan o no”, dijo Falcone.

falcone_7597.jpg

Además, fue más allá al remarcar enfáticamente que no hay posibilidades de que en los próximos días Milagro Sala recupere la libertad. “No hay libertad, si no cambio de lugar ante la prisión. Confunden a la ciudadanía”, expresó y agregó luego que “hay que informar bien a la ciudadanía, que está tan triste y tan molesta por esta resolución”. 

Si bien la presidenta de la corte jujeña reconoció que la justicia provincial está obligada a atender los pronunciamientos de los organismos internacionales con rango constitucional, remarcó que los jueces locales tienen independencia para decidir, al margen de la recomendación de la CIDH. 

“Los jueces verán lo que hacen”, insistió Falcone. 

En efecto, Gastón Mercau y Pablo Pullen Llermanos, los dos jueces que deben decidir sobre el futuro judicial inmediato de Milagro Sala, en las últimas horas pidieron informes y evaluaron domicilios donde podría ser trasladada la líder de la Tupac Amaru, pero se reservaron la decisión final. 

 

 

Cargando ...

Compartí tu opinión