Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Opinión

Se achican los recursos

La situación fiscal a nivel nacional se ha complicado; no existe el “superávit mellizo”, el fiscal y el comercial  que tuvo el gobierno durante ocho años.

Lo que existe es superávit comercial por las medidas que restringen la importación de bienes y por ello la balanza comercial ha vuelto a tener superávit. En materia fiscal nacional y provincial estamos en crisis.

La consecuencia para las provincias es que ha caído la remisión de fondos de coparticipación federal de impuestos. Según algunas fuentes los recursos caerían aproximadamente un 10 por ciento respecto al año 2011.

Algunos gobiernos, como los de Buenos Aires y Entre Ríos,  intentan suplir la caída de coparticipación a través del aumento de los impuestos provinciales, como el Impuesto Inmobiliario y el de Ingresos Brutos, lo que ha generado resistencia particularmente por el lado de las organizaciones de productores agropecuarios. Al mismo tiempo ya son seis las provincias que anuncian que recurrirán a la emisión de bonos, o sea cuasi monedas, con lo cual volvemos a un escenario  parecido al de los años 90 y a la crisis de las finanzas públicas provinciales.

En el caso de Jujuy la situación es preocupante: en el primer cuatrimestre los recursos de coparticipación federal de impuestos sumaron $ 1.295 millones, lo que significa un aumento del 26 % respecto a igual periodo del año pasado. El problema consiste en que el presupuesto de gastos del gobierno se estimó con un aumento del 48 % de estos recursos, lo cual significa que la brecha entre lo que se esperaba recibir y lo que efectivamente se recibió es del 22 %, un porcentaje muy elevado, que preanuncia serios problemas para atender el gasto corriente, seguir con la obra pública y pagar la parte de la deuda pública con vencimiento en este año.

Hay que recordar que en el primer cuatrimestre del año 2011 se había recibido casi un 40 % más respecto a igual periodo del año 2010.

El otro aspecto de cómo repercute en la provincia la situación fiscal de la Nación son los atrasos en la remisión de los recursos del Fondo Especial del Tabaco. Esto afecta directamente a la producción en un  momento donde se necesita financiar las tareas de cultivo. No es un problema menor que los productores tabacaleros sean afectados por estas restricciones,Se trata de un sector que ocupa a miles de trabajadores y su efecto multiplicador en la economía provincial es superior al de cualquier otra rama de la producción.

En síntesis estamos en vísperas de problemas en el sector público que preanuncian el reingreso a turbulencias parecidas a las que conocimos en la década de los años de 1990,  toda vez  que la dependencia de la provincia de los recursos de origen nacional es de aproximadamente el 92 por ciento del gasto publico.

De nuevo se hace necesario abordar el grado de dependencia con la Nación. La historia se repite, como dijera el gran filósofo alemán Hegel, la primera como tragedia y la segunda  como farsa. La primera la vivimos en los años 90 y ahora podemos estar  ingresando en la segunda. la farsa consistirá  en que durante dos décadas se hizo muy poco en materia tributaria provincial para modificar la extrema dependencia nacional.  

Cargando ...