Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Opinión

¿Qué pasa con el dólar?

Por estos días el tema del dólar ha pasado a ser uno de los mayores problemas de la economía y  ya se instaló una suerte de psicosis en una parte de la población.

La política monetaria de un país y particularmente el valor de la moneda en relación al dólar norteamericano, ha sido siempre una parte muy importante de la política económica general.  Basta recordar que la salida de la convertibilidad, cuando un peso era igual a un dólar, fue traumática desde el punto de vista de la pérdida de poder adquisitivo de los salarios, pero al mismo tiempo posibilitó la recuperación de la economía en su conjunto y la competitividad de los productos que exportamos.

Por ello  en estos días el tema del dólar ha pasado a ser uno de los mayores problemas de la economía y  ya se instaló una suerte de psicosis en una parte de la población.

Lo que está sucediendo es que ante las restricciones a la libre compra de dólares, los pequeños y medianos ahorristas están retirando sus depósitos en dólares, a razón de 50 millones por día. Si contamos los días hábiles, los retiros pueden sumar unos mil millones de dólares al mes, los que los Bancos tienen que pedírselos al Banco Central, único tenedor del billete.

El mayor temor de los bancos es que si continúa la suba del dólar paralelo, ahora llamado dólar blue, comience también una corrida para retirar depósitos en pesos y buscar el dólar en el mercado paralelo a como dé lugar.

Los depósitos en dólares están estimados en aproximadamente 12 mil millones en poder del Banco Central. De estos, unos 7 mil millones han sido prestados para financiar operaciones del comercio exterior, es decir para importar bienes. El resto, o sea 5 mil millones, están como encajes en el Banco Central.

El problema para el Banco Central es que en agosto debe pagar el último cupón del BODEN 2012 que suma 1.500 millones de dólares y en diciembre tiene que pagar el cupón del canje de la deuda atada a la evolución del Producto Bruto Interno, que será de 3.500 millones de dólares, con lo cual las necesidades de tenencia de dólares por parte del Banco Central se agudizan.

El dólar paralelo llegó el día 22 a $ 5,94 con lo que ya se cotiza por arriba del Euro, en tanto el oficial está en $ 4,48 para la venta.

Según informes recientes en los primeros tres meses del año, el Banco Central vendió 2.478 millones de dólares. Lo interesante es saber a quiénes se los vendió:

* Un 12 % fueron compradores de menos de mil dólares.
* Un 33 %  compró entre mil y cinco mil dólares
* Un 10 % compró entre 5 mil y diez mil.

Es decir que el 55 %  de los que pudieron comprar dólares hasta marzo, fueron pequeños y medianos ahorristas o inversores. El resto es muy probable que sean las grandes empresas que lo atesoran o esperan el momento para poder girarlos al exterior y en algunos casos pueden estar detrás de algunas cuevas donde se vende el dólar paralelo.

Conclusión: hay mucho temor en la calle y el gobierno tiene que dar respuesta a una situación peligrosa que está llevando a una devaluación brusca que traerá como consecuencia una mayor escalada inflacionaria y la licuación del poder adquisitivo de los salarios, por más que la mayoría del pueblo argentino no haya visto nunca un billete verde, como dijera alguna vez el General Perón. La salida de fondo, es la nacionalización del sistema bancario para terminar con un sector que especuló y acumuló  ganancias fabulosas en los últimos 20 años a costa de la privatización de bancos provinciales.

Como estamos en la semana de la Revolución de Mayo, algunas palabras en relación a ella. La Revolución tenía dos grandes tareas que resolver: una era dejar de ser colonia de España y lo logramos. La otra era democratizar la sociedad y en particular el tema de la propiedad de la tierra para devolvérsela a los pueblos originarios y darle tierra a los criollos pobres. Esta no se cumplió porque fueron derrotados Moreno, Castelli, Belgrano, Monteagudo, San Martín  y otros de los que se proponían este objetivo. La Revolución fue copada por grandes terratenientes y comerciantes a los que sólo les interesaba  resolver el libre comercio. Por ello la Revolución sigue inconclusa.

Cargando ...