Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Ética Pública

Patrimonio: Santillán puso primera y expuso a todo el sindicalismo

El histórico dirigente municipal pidió formalmente ser incluido en las obligaciones de la ley de ética pública para que el gobierno le pida su declaración jurada de bienes, y dejó expuestos a muchos de sus pares ¿pueden hacer lo mismo en el frente estatal?

El gobierno busca ampliar los alcances de la ley 5.153, denominada “Ley de Ética Pública”, que en su artículo 4° exige la presentación de declaraciones juradas a las personas que administren bienes públicos. 

La ley, aprobada en 1999, pasó durante toda la etapa de Eduardo Fellner en el poder sin entrar en vigencia. 

Fue reglamentada en 2015 con la creación de la Oficina Anticorrupción, que dictó precisiones respecto de los sujetos que tenían la obligación de presentar sus declaraciones juradas. 

Esa reglamentación será extendida, según la agenda que impulsa el gobierno, a los dirigentes gremiales de la provincia. 

En Jujuy abundan los casos de dirigentes que se sostienen en la secretaría general de los sindicatos desde hace décadas. 

Muchos ostentan un nivel de vida que a simple vista es difícil sostener con los ingresos que provee un empleo público. 

El gobernador Gerardo Morales anticipó que “habrá sorpresas” cuando los dirigentes gremiales de la provincia se vean en la obligación de mostrar sus bienes. 

Y hace algunas horas, el histórico dirigente municipal, actual secretario general de SEOM, Carlos Nolasco Santillán, el Perro, presentó una nota en casa de gobierno pidiendo ser incluido, junto a toda la dirigencia que lo acompaña, en los alcances de la ley. 

En otras palabras, Santillán dio a entender que él puede justificar su nivel de vida, y así expuso a varios dirigentes estatales que ostentan vehículos de alta gama y propiedades que ningún empleado público podría adquirir que el salario que les deja cada negociación paritaria. 

El sindicalismo se apura a contratar contadores para acomodar los números de sus declaraciones juradas por estas horas, antes de que la ley de ética pública los alcance. 

 

 

Cargando ...

Compartí tu opinión