Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Corrupción

¿Quienes se enriquecieron con la obra pública en Jujuy?

El escándalo por la coima a la empresa INBER abre una puerta hacia la matríz de corrupción en la obra pública durante el gobierno que se fue, pero también pone bajo la lupa a la actual gestión ¿por qué no denuncia? 

El gobierno de Gerardo Morales quedó expuesto de la manera menos pensada: un audio de Whatsapp dejó en evidencia a un supuesto allegado al radicalismo, cuyos vínculos con sus principales dirigentes están probados.

El abogado autodenominado "papá Noel", quedó escrachado al intentar pedirle dádivas a un empresario, que por otro lado, al parecer estaba flojo de papeles. 

El escándalo consecuente derivó en una sola denuncia que se centra en la simple averiguación de la veracidad del audio que se filtró por las redes sociales. 

Sin embargo nada se dice hasta el momento de las denuncias de fondo, las que implicarían un repaso minucioso por las obras que adjudicó el ministerio de infraestructura durante las gestiones de Fernando Frías y Gustavo Roda, bajo los gobiernos de Walter Barrionuevo y Eduardo Fellner respectivamente. 

corrupcion-obra-publica_9510.png

Tampoco se apunta al empresariado o parte de él, que según el gobierno, fue la otra pata de la organización que le robó al pueblo. 

Con el escándalo encima, el gobierno se defiende mostrando dictámenes negativos en los que señala irregularidades a los pocos días de su desembarco en el poder. 

Sin embargo, todo quedó en la administración pública, y ninguno de los funcionarios actuales cumplió en el momento con su obligación de contarle a un fiscal las sospechas de corrupción. 

Desde la filtración del audio hasta hoy sólo se habló con nombre propio de tres empresas: INBER S.R.L., Fiad construcciones y José Luis Huespe. 

Estas tres, según el gobierno, eran habituales ganadoras de licitaciones durante la gestión Fellner, y con la llegada de la nueva gestión no se presentaron más. "No sé si porque no les dio la cara o porqué razón", ironizó Morales. 

Sin embargo, los propios funcionarios hablan en forma ambigua de “una matríz de corrupción”, de “numerosas irregularidades” y de “una veintena de empresas” que formaban parte del esquema corrupto. 

Pero las generalidades se parecen más a un fuego de artificio que a una denuncia seria.

Al Ministerio Público de la Acusación los únicos expedientes que llegan con premura parecen ser los que llevan el nombre de Milagro Sala. 

 

Cargando ...

Compartí tu opinión