Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Teatro y Vida

ANA D. (NUGAE)


 

 

ANA D. (NUGAE)

 

Contaba el dramaturgo Ricardo Monti que para crear el personaje de ANA D. en la obra MARATHON, se inspiró en su madre, María Pujalka de Monti, “una campesina polaca”, de bellos ojos claros; una suerte de silencioso ángel tutelar invisible, en un hogar donde la presencia paterna era avasalladora. En la obra, ANA D.* casi no tiene textos. Salvo su discurso en el Mito de la Conquista, sus intervenciones consisten sólo en asentimientos, a la sombra del joven TOM MIX. Con él concretará, al final de la pieza, la huida de ese infierno de la sala de baile, donde exhaustos maratonistas se desangran en procura de un premio inalcanzable. Como excepción, el autor elige, a la manera de filial homenaje, poner en boca del personaje, de manera intempestiva y que no venía al caso, “algo que me contó mi madre”:

ANA D. – (Riéndose.) En el campo, a la mañana íbamos caminando a la escuela. Dos kilómetros. Las zapatillas se nos mojaban con la escarcha y se nos congelaban. Entonces nos sacábamos las zapatillas y las escondíamos en el pasto. Nos íbamos descalzos. (Pausa) (Escena 13)

 

DIGRESIÓN

La niña Aurorita recuerda que su madre le contaba que ella, de chica, vivía en el campo. Para ir a la escuela debía caminar un largo trecho. En el aula sufría el rechazo de sus compañeros por ser “la rica” de la clase. Iba al colegio con zapatos, los changuitos . únicamente, usaban zapatillas o alpargatas. Encontró la solución: cambiar el calzado. Guardaba los zapatos entre los yuyos y se ponía las alpargatas de entrecasa. El experimento dio resultado, por un tiempo. Hasta que, en un nefasto día, comprobó que los zapatos había desaparecido del escondite.

Esa tarde demoró, lo más que pudo, el retorno al hogar.

 

 

Yolanda Beguier

  Espectadora, gestora cultural, Profesora en Letras jujeña.

Invierno ‘19

 

*(Con el enigmático nombre, quizás, el autor quiere evocar a su abuela materna: Ana Doviak, inmigrante polaca, que murió de tifus, en Misiones, después de padecer una triste existencia plagada de golpes y violencias.)

Cargando ...

Compartí tu opinión