Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Travesía Cultural

Costumbres y recuerdos

 

ANCHI (Nugae)

 

Dice mi mami que me dé unas naranjas para hacer el anchi.
Entonces el placero, con displicencia y a puro golpe de caña, bajaba de los árboles los dorados frutos agrios que me apresuraba a juntar. Eran los años ’50 en la Plaza General Manuel Belgrano de San Salvador de Jujuy. Y el jugo de naranja agria o amarga era el ingrediente indispensable para el sabor justo del anchi: Postre de invierno, para comerlo “chuyo” y calentito; o de verano, fresco y sólido, aromatizado con clavo de olor o con canela en rama y trozos de manzana. Prácticamente, me crié comiendo anchi y su sabor me sabe a infancia norteña. 

Luego, la vida me llevó a otras latitudes donde las naranjas agrias y este postre favorito pasaron al olvido. Hasta que, instalada finalmente en Alta Gracia, descubrí que muchas de sus veredas conservaban aún naranjos amargos. Volví a hacer el anchi, el legítimo. Convoqué a mis nietos al acontecimiento. Apenas lo probaron . Dijeron que estaba rico, pero que no tenían mucha hambre. La fuente con el anchi pernoctó casi una semana en la heladera. Me lo fui comiendo de a poco. 

Con el último bocado intuí que ya cerraba, para siempre, uno de los cajones de la cómoda de los recuerdos. Porque entiendo que guardar bajo llave la nostalgia suele ser muy saludable.

 

 

Yolanda Beguier 

Escritora, Profesora en Letras jujeña 

Invierno '19 

 

 

 VA, A PEDIDO DEL PÚBLICO: RECETA DEL ANCHI

 

Ingredientes:

½ kg. de harina de maíz (polenta)
¼ kg. de azúcar
2 litros de agua
Jugo de 2 naranjas agrias o limones
Clavo de olor o canela en rama
1 manzana pelada y cortada en trozos (optativo)

 

Preparación:

 

Se pone a hervir el agua en una cacerola con el azúcar y la canela o el clavo de olor. Cuando rompe el hervor, se le va agregando al agua la harina de maíz en forma de lluvia, removiendo constantemente durante media hora, hasta que se cocine. No debe espesarse (para ello es conveniente echarle agua cada tanto). Diez minutos antes de que termine la cocción agregar los trozos de manzana. Antes de retirar del fuego se le agrega el jugo de las naranjas agrias. En invierno se sirve bien chuyo (líquido) y caliente en un plato hondo. En verano es más rico espesito. Se deja enfriar en una fuente plana para cortar en porciones. Puede ir acompañado de miel de caña.

 

Yolanda Beguier

 

Cargando ...

Compartí tu opinión