Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Comentario

Sobre el libro "Filósofa Punk" de Esther Díaz

 

 

FILÓSOFA PUNK. UNA MEMORIA (Recomendado)

 

"Comprendí, de una vez y para siempre, que la filosofía -para mí- era una forma de vida…” E.D.

 

 

 

Considero que este libro de ESTHER DÍAZ* (Ituzaingó, 1 de diciembre de 1939), es de lectura indispensable. Sobre todo para las mujeres de mi generación –que es también la suya-. Una allí encuentra las claves que ayudan a interpretar hechos pasados, vividos y sufridos por muchas mujeres de distintas latitudes, cuando el autoritarismo y el patriarcado se naturalizaban. La admiro por su poder de resiliencia y apego a la vida, incluso en circunstancias muy trágicas como ser la pérdida de los hijos. Adhiero fervorosamente a lo que sostiene: “Me fugué de los imperativos negadores de la vida en los que crecí”.

Escribir esta Memoria le significó, seguramente, exorcizar los fantasmas de un pasado doloroso y enfrentarlos para poder convivir con ellos. Estaríamos frente a una verdadera catarsis, la purificación de las culpas, miedos y frustraciones a través de la escritura.

La obra se organiza en un Prólogo y ocho Capítulos, a lo largo de los cuales traza su trayectoria vital: se describen duros episodios de abusos y violencias ; variadas experiencias amatorias; exigencias de la maternidad y, en compensación, las satisfacciones que le brindaron su contracción al estudio, el quehacer docente y su fecunda labor como escritora.

Aun consciente de que la muerte es ineluctable, su apego a la vida –reitero- le permitirá a los casi ochenta años reconocerse como “mujer nómade”, término que utiliza en un sentido muy profundo, va más allá de la simple trashumancia. Así lo expresa:

“En arte, en literatura o en la vida se trata de luchar contra el sedentarismo. Transformarse. Los nómades abominan la normalización. Ser nómade es una cuestión existencial; supone atreverse a la otredad. Pisotear los mitos sobre los sexos, las edades, las reglamentaciones morales, el machismo, lo políticamente correcto y la hipocresía”.

Finalmente, el título que elige para su obra no es arbitrario. Así lo justifica:

"Comprendí, de una vez y para siempre, que la filosofía -para mí- era una forma de vida. He encontrado en el estudio, elaboración y difusión los momentos más intensos. He llegado a algo que -si no lo es- se parece bastante a la felicidad: he encontrado la serenidad."

 

*Díaz, Esther. FILÓSOFA PUNK.UNA MEMORIA. 2019.CABA, Ariel.

 

Yolanda Beguier, lectora

Otoño ‘19

Cargando ...

Compartí tu opinión