Jujuy Al Momento

Jujuy al Momento

Travesía Cultural

El poder de las palabras

 

“…No te rindas,

por favor no cedas,

aunque el frío queme,

aunque el miedo muerda,

           aunque el sol se esconda y se calle el viento,…”

 

En este domingo, se nos pone a prueba a los habitantes de Jujuy. Se realizan elecciones para elegir a quienes gobernarán nuestra patria chica en momentos en que la patria toda se inquieta, a ratos, zozobra. En momentos en que los diferentes partidos políticos indagan ajustes, buscan senderos, uniones, para lograr un triunfo.

Y necesitamos reflexionar sobre lo que significa gobernar, ese arte de organizar, conducir, administrar el estado. Recurrimos a la etimología de la palabra gobernar: del latín gubernare, que en principio significa "pilotear un barco". ¡Cuántos conocimientos y habilidades se necesitan para llegar a buen puerto, para no naufragar! Saber mirar el barco, las cartas, las estrellas, las miradas de la gente donde se reflejan ansiedades, alegrías, necesidades, temores. Y saber devolverles acciones coherentes, reales, veraces, planificadas. Las que hacen falta para que el viaje seas armonioso como un tejido de hebras fuertes y sostenedoras.

Y seguimos recurriendo al poder de la palabra. Se nos viene a la mente un poema que nos incita a luchar, a seguir, poema que unos atribuyen al poeta uruguayo Mario Benedetti, y otros se lo niegan.  Entonces, lo hagamos nuestro, nos apropiemos de sus bellas imágenes en donde el yo lírico ordenó y embelleció las palabras de tal manera que nos impactan, no inspiran, nos motivan a buscar la esperanza ante lo negativo, a no decaer. 

“…No te rindas, / aún estás a tiempo/ de alcanzar y comenzar de nuevo,…”

 

Y deseamos saber elegir ,y que  los elegidos no nos defrauden, que sepan mirar más allá de sí mismos, de que el árbol no tape el bosque, porque la patria somos todos, porque nos debemos un progreso individual, social, político. Que, unidos, podamos alcanzar las estrellas.

 

NO TE RINDAS

 


No te rindas,

aún estás a tiempo

de alcanzar y comenzar de nuevo,

aceptar tus sombras,

enterrar tus miedos,

liberar el lastre,

retomar el vuelo.

 

No te rindas que la vida es eso,

continuar el viaje,

perseguir tus sueños,

destrabar el tiempo,

correr los escombros y destapar el cielo.

 

 

No te rindas,

por favor no cedas,

aunque el frío queme,

aunque el miedo muerda,

aunque el sol se esconda y se calle el viento,

aún hay fuego en tu alma,

aún hay vida en tus sueños,

porque la vida es tuya y tuyo también el deseo,

porque lo has querido y porque te quiero.

Porque existe el vino y el amor,

es cierto,

porque no hay heridas que no cure el tiempo,

abrir las puertas,

quitar los cerrojos,

abandonar las murallas que te protegieron.

 

 

Vivir la vida y aceptar el reto,

recuperar la risa,

ensayar el canto,

bajar la guardia y extender las manos,

desplegar las alas e intentar de nuevo,

celebrar la vida y retomar los cielos.

 

 

 

No te rindas,

por favor no cedas,

aunque el frío queme,

aunque el miedo muerda,

aunque el sol se ponga y se calle el viento,

aún hay fuego en tu alma,

aún hay vida en tus sueños,

porque cada día es un comienzo,

porque esta es la hora y el mejor momento,

porque no estás sola,

porque yo te quiero

 

 

Susana Quiroga

 

 

Cargando ...

Compartí tu opinión